Publicado 17/11/2021 10:21CET

Médicos internistas analizan las nuevas terapias RNA que reducen hasta un 40% los niveles de colesterol LDL

Médicos internistas analizan nuevas vías de control del colesterol LDL con el foco puesto en los pacientes de alto o muy alto riesgo vascular
Médicos internistas analizan nuevas vías de control del colesterol LDL con el foco puesto en los pacientes de alto o muy alto riesgo vascular - SEMI

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 120 médicos internistas han analizado las nuevas terapias RNA permiten reducir en un 40 por ciento los niveles de colesterol LDL hasta en un 80 por ciento de pacientes (como es el caso del fármaco Inclisirán), según se ha expuesto durante la XVII Reunión del Grupo de Trabajo de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), celebrada en Madrid.

Entre los principales temas que los expertos han abordado, la SEMI ha destacado las nuevas terapias RNA (ARN por sus siglas en castellano) en la prevención cardiovascular y el manejo de dislipemias o las posibilidades terapéuticas del ácido bempedoico, un nuevo fármaco hipolipemiante, así como el uso de técnicas como la ecografía clínica, el TAC o la resonancia para la estratificación del riesgo vascular y la detección precoz de las placas de ateroma y la enfermedad cardiovascular.

La inauguración del encuentro ha estado a cargo del doctor Jesús Díez Manglano, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), y del doctor Jorge Francisco Gómez Cerezo, actual coordinador del Grupo de Trabajo de Riesgo Vascular de la SEMI. Durante la reunión, los profesionales han insistido en que el tabaquismo es un importante factor de riesgo vascular, ya que produce gran morbimortalidad cardiovascular. Hasta un 40 por ciento de la enfermedad ateroesclerótica se debe al tabaquismo.

Además, los más de 120 sanitarios han analizado la relación entre el riesgo vascular y la inflamación. Al respecto, el doctor Ángel Ceballos, de la Unidad de Riesgo Vascular del Hospital Clínico San Cecilio de Granada, ha asegurado que la inflamación sistémica crónica se ha relacionado con el aumento del riesgo cardiovascular en los pacientes con enfermedades reumáticas inmunomediadas.

Durante su intervención, ha ejemplificado que en artritis reumatoide la mortalidad por cardiopatía isquémica es un 59 por ciento más elevada que en la población general, además de la mayor presencia que tienen estos pacientes de "placas carotídeas arterioscleróticas y mayor prevalencia de calcificación de las arterias coronarias"

Contador