Los médicos generales exigen a Sanidad que cree de forma "urgente" un modelo que garantice la estabilidad de AP

Publicado 17/12/2018 17:02:46CET
SEMG

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha exigido a la administración sanitaria que, "de forma urgente", ponga en marcha un modelo que garantice la estabilidad de la Atención Primaria y que no esté expuesto a la "precariedad e improvisación".

Este modelo, prosigue, debe partir de la base de que el ejercicio de la Medicina en Atención Primaria, núcleo del sistema sanitario de un país, debe tener un entorno profesional y laboral adecuado, con estabilidad e incentivación basada en criterios profesionales y reconocimiento de la penosidad.

Para que la asistencia sanitaria siga teniendo los mismos niveles de calidad, debe ser dotada del presupuesto (20%) y los medios adecuados, especialmente de los recursos humanos. Para ello, ha reclamado determinar los criterios para la adecuación de las plantillas profesionales a la realidad sociodemográfica de la población a atender; así como adecuar las agendas a una asistencia de calidad, con un tiempo mínimo de 10 minutos por paciente, estableciendo un máximo de pacientes por día.

Del mismo modo, la organización ha solicitado que se defina una cartera de servicios homogénea a todos los profesionales, y que se coordine "real y eficazmente" los niveles asistenciales. "Para conseguirlo exigimos que los médicos de familia puedan liderar la toma de decisiones relacionadas con la organización y gestión de los recursos sanitarios, dotando a los centros de total autonomía para la gestión de los recursos", ha dicho la SEMG.

Por tanto, tal y como ha argumentado, los médicos de familia deben tener acceso al catálogo "completo" de pruebas complementarias, "sin más limitación" que criterios de eficiencia clínica, y se debe desarrollar un modelo de atención urgente en jornada ordinaria que permita adecuar la atención "urgente" sobrevenida diaria, "sin distorsionar" la asistencia previamente programada.

"El ofrecimiento de contratos de calidad para evitar la fuga de los médicos residentes y la creación de un área de competencias en Medicina de Familia en la formación de pregrado, también son vitales para salir de esta situación. En definitiva, hay que dar credibilidad a la Atención Primaria como la base del sistema, una base fuerte y sólida para afrontar los retos que van a suponer la atención a una población envejecida, el mayor impacto de las enfermedades crónicas y la sobrecarga de las Urgencias", ha zanjado la organización.