Actualizado 07/10/2014 7:01:31 +00:00 CET

Médicos de familia recuerdan que los antibióticos sólo son eficaces frente al 10% de las infecciones respiratorias

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) reconoce que en España está muy extendida la creencia de que los antibióticos curan todas las infecciones cuando, en realidad, sólo son eficaces frente al 10 por ciento de las infecciones respiratorias ya que en el resto están causadas por virus.

"Funcionamos con el famoso triángulo: fiebre equivale a infección y ésta se trata con antibióticos y esto no es así", según ha reconocido el coordinador del grupo de Enfermedades Infecciosas de esta sociedad científica, Josep María Cots, con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos que se celebra este lunes.

Pese a que estos fármacos no son necesarios para tratar estas infecciones, su uso en España se concentra sobre todo entre los meses de noviembre y febrero, precisamente coincidiendo con el período de máxima prevalencia de infecciones respiratorias, asegura.

Y a pesar de que se ha mejorado, España sigue por encima de la media europea respecto al uso de estos medicamentos, de ahí que desde semFYC advierta de la necesidad de moderar su consumo para garantizar su eficacia.

"Aunque el panorama es cada vez más alentador gracias a las campañas de sensibilización que ha puesto en marcha la Administración, y los profesionales cada vez somos más sensibles a este problema, aún hay mucho por hacer. En Atención Primaria, donde se realizan casi el 80% de las prescripciones de antibióticos, no debemos bajar la guardia", defiende Cots.

Además, en muchos centros de salud ya disponen de técnicas de diagnóstico rápido que permiten afinar más en el diagnóstico y que han demostrado que su uso se asocia a una reducción en la prescripción antibiótica.

Junto a estas técnicas, la comunicación con el paciente es imprescindible para sensibilizar sobre la importancia de tomar antibióticos sólo cuando su uso esté justificado. "Los pacientes tienen que saber que nunca deben tomar un antibiótico si éste no ha sido prescrito por un médico, nunca deben tomarlo por su cuenta tras haberlo comprado en la farmacia", advierte este experto.

Sobre todo, añade, porque su abuso y mal uso son causa habitual de las resistencias bacterianas, lo que supone una amenaza para la salud pública.