Médicos españoles realizan una operación pionera de cáncer renal que conserva la función y evita diálisis

Operación renal en el Hospital Clínic
CLÍNIC
Publicado 13/12/2018 11:56:58CET

   La técnica, desarrollada en China, inyecta un líquido que preserva el riñón

   BARCELONA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Hospital Clínic de Barcelona ha usado una técnica pionera en Europa que permite operar cáncer de riñón en casos de tumor grande e insuficiencia renal, a los que se retiraba todo el órgano --nefrectomía total-- y tenían que hacer diálisis, y que permite retirar solo el tumor y conservar parte de la función, ha explicado el urólogo Raul Martos.

   En una atención a los medios este jueves, ha detallado que se trata de una técnica desarrollada en China y que el Clínic ha aplicado con éxito en dos pacientes que tenían tumores de hasta siete centímetros, con un tercero previsto en enero, y la distingue de la infusión de un líquido que preserva la función del riñón: "El paciente se cura del tumor y sigue haciendo su vida normal".

   El jefe del Servicio de Urología del hospital, Antonio Alcaraz, ha detallado que esperan usar esta técnica en entre el 10% y el 12% de los entre 150 y 160 pacientes con cáncer renal que atienden al año, y ha destacado que el centro es de alto volumen de cirugía renal, porque se le derivan muchos pacientes, tanto de Catalunya como del conjunto del Estado.

   Presentada este jueves en el foro internacional Urofórum que acoge el Clínic, la técnica consiste en introducir un catéter por la arteria femoral para taponar la arteria del riñón con un globo que permite meter un líquido --serum-- frío que evita que el órgano sufra daños y permite trabajar durante más tiempo, por lo que se extrae el tumor de forma más eficiente.

   Anteriormente, requería parar la función del riñón con una pinza para evitar que entrara sangre mientras se operaba y se extraía el tumor, lo que provoca tener menos tiempo para trabajar y aumenta el riesgo de dañar el órgano de forma irreversible.

   El 90% de estos tumores son fáciles de operar porque no tiene un crecimiento tan rápido como otros cánceres, y se usa laparoscopia, evitando la cirugía abierta convencional, con tres o cuatro incisiones de entre 0,5 y 1,2 centímetros y una pequeña incisión más en la zona del pubis, y permite tener el alta en tres o cuatro días y menos complicaciones.

TUMOR ASINTOMÁTICO

   El cáncer de riñón tiene una prevalencia del 3% en España, y el 70% de los casos de este cáncer son asintomáticos y el diagnóstico es "incidental", se detecta en pruebas de otras patologías, como es el caso del segundo paciente que fue operado con esta técnica, y que se le detectó porque tenía hipertensión arterial alta.

   El paciente, Luis Ocaña, ha explicado a los medios que le operaron a principios de noviembre y que se encuentra bien, aunque un poco más flojo que antes, ya que el tumor era asintomático, y hace vida normal con la excepción de que ha dejado el tabaco: "Me dijeron que había dos noticias. Que me habían detectado un tumor y que era operable".

   Al ser preguntado por la ventaja que supone no tener que hacer diálisis, ha bromeado que cuando le propusieron esta operación, pensó: "Si puedo vivir cuatro días más, me apunto", aunque hasta ahora desconocía que era una técnica pionera.

   El Clínic ha realizado desde 2005 más de 1.300 operaciones de cáncer de riñón, con una esperanza de vida del 95% demostrada tras cinco años de la intervención.