Medicina Interna gestiona 3.000 millones de euros anuales y registra 700.000 ingresos al año en España

Congreso de SEMI 2018 en Burgos
SEMI
Publicado 21/11/2018 14:22:06CET

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Servicios de Medicina Interna son responsables del 20 por ciento de las altas hospitalarias y más de 700.000 ingresos al año en España, lo que implica que, con un coste medio por alta de unos 4.600 euros, gestionan más de 3.000 millones de euros anuales, según ha señalado la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) con motivo de su XXXIX Congreso Nacional, que se celebra en Burgos este miércoles, jueves y viernes.

Con la presencia de 2.300 asistentes, se van a abordar las últimas novedades en enfermedades infecciosas, medicina obstétrica, enfermedades metabólicas, la importancia de la microbiota intestinal, la Enfermería en Medicina Interna, el futuro del 'Big Data' en salud, o la Medicina Interna y los pacientes, entre otras cuestiones.

Desde SEMI señalan que entre un 25 y un 33 por ciento de los costes sanitarios se producen en actuaciones innecesarias o erróneas. Es más, estiman que los ahorros globales podrían suponer entre el 21 y el 47 por ciento, en el que los costes por errores clínicos, defectos de coordinación entre niveles asistenciales y sobretratamiento presentan un valor medio del 13 por ciento.

En este sentido, defienden que la especialidad de Medicina Interna es "clave" en el actual sistema sanitario, ya que los médicos internistas "están experimentando, cada vez más, un mayor protagonismo en la atención integral a la población, especialmente la más envejecida, por su visión global de la persona enferma".

Así, SEMI apuesta por "incentivar el papel de los profesionales dedicados a coordinar los servicios, incrementar la formación de los médicos generalistas (Medicina Interna y Medicina de Familia), implicar a los pacientes en la toma de decisiones, promover el diálogo clínico y crear ámbitos de trabajo que favorezcan la evolución, la mejora continua y los mecanismos de innovación", ha manifestado su presidente, Antonio Zapatero.

"Dada la situación actual del panorama sanitario en España, si no existiera la Medicina Interna habría que inventarla, ya que el apoyo que prestamos a otras especialidades médicas y quirúrgicas, la valoración integral de los pacientes que llevamos a cabo y nuestra metodología de trabajo basada en la historia clínica, exploración física y razonamiento médico, hacen que tengamos una función clave en la atención sanitaria", ha continuado Zapatero.

UN NUEVO MODELO ASISTENCIAL SOSTENIBLE

Para SEMI, uno de los desafíos más importantes que plantea la sociedad actual es el abordaje de las enfermedades crónicas, debido a que "el envejecimiento poblacional está condicionando un marcado incremento de pacientes con multicomorbilidad, fragilidad, dependencia y en situación paliativa". En ello, consideran que juegan un papel "clave" los Servicios de Medicina Interna por su carácter "multipotencial, versátil y holístico, dando respuesta a este nuevo escenario de pacientes crónicos complejos que requieren de un enfoque individualizado y multidisciplinar".

"Como sociedad científica, la SEMI está firmemente comprometida en la defensa de un nuevo modelo asistencial sostenible que dé respuesta a los cambios epidemiológicos, desde una perspectiva integradora e interdisciplinar, frente a la fragmentación de nuestro actual sistema sanitario dominado por la creciente especialización médica. Y reivindicamos una medicina de alto valor, basada en el razonamiento clínico que contribuya a la sostenibilidad del sistema de salud", ha expresado el vicepresidente primero de la SEMI, Ricardo Gómez Huelgas.

En este ámbito, apuntan que entra en juego la importancia de "evitar la inercia terapéutica, la tendencia a no modificar los tratamientos de los pacientes a pesar de observar cambios en la evolución de su enfermedad, es decir, no aplicar nuevos tratamientos o mantener aquellos que ya no son necesarios".

"Es una consecuencia del 'miedo al cambio' que está presente en enfermedades como diabetes, hipertensión arterial o EPOC, y que provoca una falta de control de las enfermedades crónicas provocando, en ocasiones, peores resultados en salud como la aparición de complicaciones, hospitalizaciones, efectos secundarios de los medicamentos y peor calidad de vida en los pacientes", ha advertido el vicepresidente segundo de la SEMI, Jesús Díez Manglano.

Durante tres días, este foro científico va a ser escenario de las últimas novedades, actualizaciones y mesas redondas sobre patologías donde los internistas tienen un papel relevante como son la insuficiencia cardiaca, diabetes, EPOC, infecciones o la enfermedad tromboembólica venosa, entre otras.

También va a contar con encuentros con expertos, 15 talleres de formación, más de 1.400 comunicaciones presentadas y 600 casos clínicos para debatir en foros con residentes, además de presentar varios nuevos documentos de consenso de la sociedad en colaboración con otras disciplinas y contar con varios expertos internacionales en diferentes materias.