Publicado 02/04/2020 17:09CET

Más de una treintena de médicos jubilados de Ourense prestan atención telefónica frente al Covid-19

Atienden desde sus casas y en función de sus especializadas las llamadas que le son derivadas desde la centralita del área sanitaria

OURENSE, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de una treintena de médicos jubilados de Ourense han sumado fuerzas para colaborar en la lucha contra la epidemia del Covid-19 prestando atención telefónica a la ciudadanía, mediante un acuerdo de colaboración entre la Gerencia del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras y el Colegio Médico de Ourense.

Estos profesionales sanitarios atienden desde sus casas, en coordinación con el servicio de atención al paciente del área sanitaria, las llamadas de los pacientes. Desde la centralita telefónica - 900 400 116 - se encargan de derivarles las que consideren oportunas.

La iniciativa, puesta en marcha de manera piloto el pasado 24 de marzo, se encuentra ya a pleno rendimiento. Para ello, se han organizado grupos de trabajo de cinco médicos repartidos en dos turnos, de 8,00 a 14,00 horas y de 14,00 a 20,00 horas, coordinados por José Quiroga, antiguo jefe de Servicio de Traumatología y vocal de los médicos jubilados del Colegio de Médicos de Ourense.

"Nuestra edad, sumada a otros factores de riesgo a nivel personal, nos impide estar ayudando desde primera fila pero nos permite estar detrás del teléfono en nuestras casas, aportando nuestra experiencia a la hora de escuchar y tranquilizar a los pacientes", ha explicado el neurólogo Manuel Cabaleiro, uno de los doctores implicados en esta iniciativa.

Una de las ventajas de este servicio es que los médicos tienen más tiempo para atender a una persona que un médico en circunstancias normales y esta es una de las cuestiones que los usuarios más valoran. "Los pacientes se sienten cómodos hablando con nosotros y sabemos cómo ganarnos su confianza", ha añadido Cabaleiro.

ATENCIÓN ESPECIALIZADA

El equipo de voluntarios está conformado por profesionales pertenecientes a distintas áreas sanitarias, por lo que en función del tipo de consulta se filtran las llamadas a unos o a otros para que los usuarios puedan recibir una respuesta más precisa desde dentro de un área de especialización.

En concreto, el doctor Manuel Cabaleiro se encarga de atender a los pacientes con problemas psicológicos y psiquiátricos, en un momento en que el confinamiento en casa puede agravar su estado.

"Trato de recetar en primer lugar con la palabra pero en muchos casos también debo echar mano de la medicina", ha señalado Cabaleiro. "Estamos en un período de alarma y yo tengo que sacar al paciente del estado en que se encuentra en ese momento, un medicamento puede resolver momentáneamente su situación pero tan pronto pase todo esto les aconsejo que vayan al psicólogo con el fin de resolver los problemas", ha subrayado.