Publicado 21/10/2021 11:41CET

Más de la mitad de las personas con diabetes no cumple adecuadamente con el tratamiento prescrito

Archivo - Mujer mayor con diabetes y la mascarilla en una revisión médica.
Archivo - Mujer mayor con diabetes y la mascarilla en una revisión médica. - TEMPURA/ISTOCK - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de las personas con diabetes no cumple adecuadamente con el tratamiento prescrito, según la compañía Novo Nordisk, a pesar de que puede producir complicaciones por las enfermedades cardiovasculares, amputaciones o pérdida de visión.

"Todavía existe mucho desconocimiento sobre la gravedad de esta patología. Si no hay una elevada adherencia al tratamiento, no obtendremos los beneficios deseados. Afortunadamente, en el momento actual tenemos mejores terapias, lo que, unido a la educación terapéutica, contribuirá a mejorar la adherencia", ha reconocido el jefe de servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Germans Trias y Pujol (Badalona), Manel Puig.

Este tema ha sido objeto de debate en el simposio '¿Es la adherencia la clave del éxito en el tratamiento insulínico?, organizado por Novo Nordisk, en el marco del 62 Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

"Cuanto antes se inicie el tratamiento en pacientes con diabetes tendremos más posibilidades de evitar futuras complicaciones. Pero todavía existe la creencia popular de que la diabetes solo es tener el azúcar un poco alto", ha lamentado la especialista en Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, Cristina Tejera.

En este sentido, los especialistas reconocieron que cada vez son más los esfuerzos que realizan para pedir a los pacientes más implicación con su tratamiento diario, puesto que, son necesarios programas formativos para que adapten su vida de forma paulatina.

"No solo es el control de la glucosa sino también el control del peso, la tensión arterial y el colesterol son los pilares para prevenir mitigar las graves complicaciones de la diabetes", ha puntualizado Puig.

Sobre el control de la glucosa, el experto ha recordado que las insulinas de última generación han conseguido un efecto biológico más predecible, lo que ayuda a mejorar el tratamiento y genera más confianza, tanto por parte del paciente como del médico.

"Todo lo que sea facilitar la vida a las personas con diabetes, con menos pinchazos pero sin perder la eficacia y la seguridad, mejorará la adherencia al tratamiento. En cualquier caso, es un trabajo en equipo médico-paciente, ya que la insulina por sí sola no funciona", ha explicado Puig.

Para leer más