Más de la mitad de los pacientes con espondiloartritis axial temen padecer daños estructurales permanentes y dependencia

Colico, dolor espalda
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANETLANDA - Archivo
Publicado 18/02/2019 14:24:27CET

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de los pacientes con espondiloartritis axial temen padecer daños estructurales permanentes y dependencia, según se desprende del 'Atlas de Espondiloartritis Axial en España 2017: radiografía de la enfermedad', elaborado por la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE), la Universidad de Sevilla y el Instituto Max Weber, con la colaboración de la Sociedad Española de Reumatología (SER - grupo GRESSER-) y de Novartis.

En concreto, el trabajo ha mostrado que lo que más preocupa a los pacientes son aspectos relacionados con los daños estructurales y la degeneración física (58%), seguidos de la evolución de la enfermedad (30%) y las limitaciones para realizar actividades de la vida cotidiana (28%). Asimismo, los pacientes temen que si no se consigue detener la progresión de la enfermedad puedan verse expuestos a sufrir daños estructurales permanentes, daños en los órganos o incluso sufrir pérdida de visión.

Como consecuencia, les preocupa perder la movilidad y la autonomía, convirtiéndose en personas dependientes, sin libertar para realizar sus tareas diarias. Esta incertidumbre se manifiesta en los afectados como un fuerte miedo a ser excluidos socialmente o a perder su puesto de trabajo y, con ello, sus recursos económicos.

Además, sienten preocupación por la posible mejora y el uso adecuado de los tratamientos, así como por la posible pérdida de eficacia con el paso del tiempo y la aparición de efectos secundarios. En este plano, los encuestados han destacado la necesidad de implementar terapias no farmacológicas como la fisioterapia o la natación.

Estos miedos, asociados al desarrollo de comorbilidades como uveítis, sobrepeso, hipertensión o hipercolesterolemia, provocan que hasta un 70 por ciento de los pacientes varones y un 60 por ciento de las mujeres sufran ansiedad, trastorno del sueño o depresión. Esta situación conduce a que el 21,1 por ciento de los pacientes requiera atención psicológica, en una proporción mucho más elevada que la de la población general (4,6%).

El estudio también ha evidenciado que las esperanzas y deseos de los pacientes, de modo que hasta el 22,7 por ciento de los encuestados desea que la enfermedad no avance, el 18,6 por ciento sueña con curar la enfermedad, el 16,8 por ciento tiene como principal meta eliminar el dolor y el 11,4 por ciento mejorar su calidad de vida.

Respecto a los tratamientos, el 77,6 por ciento aspira a que su terapia le ayude a reducir y eliminar el dolor, el 51 por ciento espera recuperar la movilidad, el 17,8 por ciento mejorar su calidad de vida, el 16,8 por ciento evitar el daño estructural y un 14,4 por ciento que logren curar su enfermedad.