Más de la mitad de hogares españoles no están bien desinfectados

Limpieza en el hogar
PIXABAY
Publicado 27/11/2015 18:43:48CET

   Los trapos y esponjas son los focos de contaminación más habituales

   BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El 55 por ciento de los españoles no desinfecta correctamente su hogar, según el 'Estudio Sanytol sobre los gérmenes en el hogar', realizado en colaboración con la Universitat de Barcelona (UB) y presentado este viernes en rueda de prensa.

   Los trapos y las esponjas son los focos de contaminación más habituales de la casa, ya que el 80 por ciento no suele desinfectarlos correctamente, ha advertido la representante del Departamento de Microbiología de la Facultad de Biología de la UB Maite Muniesa en un comunicado.

   Sobre los trapos y estropajos de cocina, Muniesa ha advertido de que pueden acumular más carga microbiana que el inodoro: "Hay hasta seis veces más bacterias en las bayetas que usamos para limpiar la cocina que en la tapa del WC", ha señalado.

   "Bacterias como la 'Salmonella', el 'Campylobacter' o la 'Escherichia coli', que son los patógenos intestinales más comunes, pueden permanecer hasta dos semanas en una esponja húmeda", según la experta.

   Por ello, ha recomendado desinfectarlos diariamente con un producto adecuado y a alta temperatura pero la encuesta de Sanytol revela que menos de un 20 por ciento de la gente desinfecta los estropajos y bayetas de cocina, la mayoría se conforman con enjuagarlos después de su uso.

   La experta ha destacado que una de las confusiones más frecuentes pasa por creer que limpiar es lo mismo que desinfectar, mientras que el segundo error más habitual es olvidar zonas como las manecillas de las puertas, tablas de cortar alimentos, encimeras y los aparatos tecnológicos en general.

LIMPIAR NO ES DESINFECTAR

   Muniesa ha subrayado que "limpiar no significa necesariamente eliminar microorganismos", y muchos limpiadores eliminan la suciedad pero no los gérmenes.

   Según esta experta, la desinfección se consigue sólo "con el uso de soluciones limpiadoras que eliminen, inactiven o degraden también los microorganismos".

   El desinfectante universal más conocido y usado es la lejía, aunque, según la encuesta, la lejía no suele usarse en determinadas superficies que también son probables focos de contagio como los suelos de madera --51 por ciento no usa nunca lejía en esta superficie-- o en los artículos del bebé --juguetes, bañera, cambiadores-- que no se desinfectan con lejía en el 40 por ciento de los casos.

   Muniesa ha subrayado que, una vez elegido el desinfectante apropiado, el siguiente paso es utilizarlo correctamente en las zonas de mayor peligro de infección, considerados los "puntos calientes" de la contaminación cruzada.

   Los aparatos tecnológicos como teléfonos, pantallas táctiles, mandos a distancia, teclados, videoconsolas son otro foco de bacterias, según el trabajo, que indica que cerca del 55 por ciento de los españoles sólo los limpian con un trapo húmedo y casi un 11 por ciento dice no limpiarlos nunca.

EL MÓVIL MÁS INFECTADO QUE EL WC

   "Una pantalla de 'Smartphone' puede contener unas 600 bacterias mientras que un inodoro limpio contiene unas 20", ha subrayado la experta.

   Los cepillos de dientes son otro foco importante de bacterias, ya que el 80 por ciento están contaminados con millones de organismos, y es que el estudio pone de manifiesto que una de cada 10 personas no han desinfectado nunca el vaso de los cepillos de dientes y que más de la mitad lo hace con menos frecuencia de lo que sería aconsejable: una vez a la semana como mínimo.