Publicado 10/05/2021 12:52CET

Más del 80% de personas con apnea del sueño no están diagnosticadas

Archivo - L 30% de las consultas de otorrinolaringología de Vithas Málaga están provocadas por la roncopatía y la apnea del sueño
Archivo - L 30% de las consultas de otorrinolaringología de Vithas Málaga están provocadas por la roncopatía y la apnea del sueño - VITHAS MÁLAGA - Archivo

VALÈNCIA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Más del 80% de personas con apnea del sueño no están diagnosticadas, según un estudio de la Sociedad Española del Sueño (SES). Estas pausas u obstrucciones respiratorias provocan una disminución de la cantidad de oxígeno e incremento de anhídrido carbónico en sangre, despertares no conscientes que generan fragmentación en la continuidad del sueño y reducen el número de fases profundas del mismo.

Según ha apuntado en un comunicado la doctora Maribel Andrés, responsable de la unidad de neurofisiología y unidad de sueño del Hospital Vithas Castellón, la consecuencia más inmediata y objetivable es la disminución de un sueño reparador que conlleva excesiva somnolencia diurna, cansancio, trastornos de conducta, alteraciones cardiovasculares o metabólicas. "Existe una elevada relación de causalidad entre estos trastornos y enfermedades como la cardiopatía isquémica, así como con el incremento de accidentes de tráfico y el absentismo laboral".

Por esta razón, es "muy importante" el diagnóstico clínico e integral a través de la prueba de referencia para establecer el diagnóstico del SAHOS (síndrome de apnea/hipopnea obstructiva del sueño) que es la polisomnografía nocturna (PSG), complementada con una endoscopia del sueño.

"La polisomnografía se basa en el registro de una serie de variables neurofisiológicas, respiratorias y cardíacas que nos permiten conocer la cantidad y la calidad del sueño, así como la repercusión de las apneas e hipopneas en el sueño", ha comentado la especialista. La presencia de un número anormal de apneas/hipopneas durante el sueño asociado con síntomas relacionados con la enfermedad, establece el diagnóstico de SAHOS y permite valorar y cuantificar la gravedad para determinar las soluciones adecuadas.

La prueba idónea que complementa la polisomnografía nocturna es la endoscopia mediante sedación inducida o somnoscopia que permite establecer un diagnóstico integral de los problemas obstructivos relacionados con el sueño, principalmente el ronquido y el síndrome de apnea del sueño.

Tal y como ha explicado la doctora Virginia Barrios, otorrino del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre, la prueba consiste en la inducción de un sueño corto (menor de 20 minutos) mediante fármacos que permite asimilar los resultados obtenidos de manera fiable al sueño natural.