Más del 70% de los 2.000 pacientes con daño cerebral recuperaron su independencia en el centro CRECER

Actualizado 28/05/2013 16:02:20 CET

SEVILLA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Más del 70 por ciento de los 2.000 pacientes que han participado en los programas del Centro de Rehabilitación de Daño Cerebral de Sevilla 'Crecer' recuperaron su independencia física y mental entre los seis y 24 meses después de empezar la rehabilitación, según los datos aportados este martes por la directora médica de dicho centro, María del Rosario Domínguez, co-fundadora del mismo junto con el neuropsicólogo José León Carrión.

El perfil de los pacientes con los que trabajan a diario para conseguir que vuelvan a realizar acciones tan básicas como caminar, hablar, pelar una fruta o bajar unas escaleras, suele coincidir con dos grandes patrones: el de un hombre de entre 15 y 40 años con traumatismo craneoencefálico por accidente de tráfico, y el de una mujer mayor de 65 años que acaba de sufrir un ictus cerebral, según ha concretado esta especialista.

Este centro, que acumula ya una experiencia de 16 años desde su creación, también está especializado en el tratamiento de pacientes en estado vegetativo y en enfermos con un estado de mínima respuesta.

"Nos enfrentamos diariamente a casos de accidentados con traumatismos o con ictus que acaban de salir del hospital, pero que necesitan todo un proceso de rehabilitación", ha explicado esta especialista, para quien los resultados en la rehabilitación del daño cerebral alcanzados en su centro se encuentran "entre los mejores de Europa, con datos publicados y contrastados".

De hecho, tras la fundación del centro, que se convirtió en pionero en el conjunto de España en el tratamiento del daño cerebral, fundaron de forma conjunta y simultánea otros centros con la misma filosofía, en Copenhague (Dinamarca) y Turín (Italia). A partir de ahí, nacieron trabajos en común y líneas de investigación conjuntas. Más tarde 'saltaron' a EEUU, donde el doctor León Carrión ha prestado asesoramiento para al Departamento de Defensa para las personas que tienen daño cerebral derivado de operaciones militares.

"Nosotros no abrimos en su día el centro para ser pioneros, sino porque había muchos pacientes a los que se podía ayudar que, de no recibir esa rehabilitación, permanecerían condenados a una silla de ruedas o a un día a día dependiente de sus cuidadores", ha resaltado esta especialista, quien ha reconocido también que el trabajo diario con sus pacientes les ha permitido, además, "desarrollar un método único que hemos ido perfeccionando y nos ha posibilitado obtener estos resultados más óptimos".

Además, ha destacado el carácter multidisciplinar de la equipo de treintena de profesionales y terapeutas que trabajan en este centro de forma fija, junto a otro importante número de profesionales que prestan servicio de forma asidua, como psicólogos, neuropsicólogos, fisioterapeutas y neurocirujanos.