Publicado 10/11/2020 11:45CET

Mas de 64.000 personas están en tratamiento renal sustitutivo con diálisis o trasplante en España

Imagen de un equipo de diálisis en el Hospital Infanta Leonor.
Imagen de un equipo de diálisis en el Hospital Infanta Leonor. - HOSPITAL INFANTA LEONOR - Archivo

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La enfermedad renal crónica (ERC), lejos de parar su progresión, continúa creciendo un año más en España, donde su prevalencia ya alcanza las 1.367 personas por millón de población (pmp), con más de 64.000 personas en tratamiento renal sustitutivo (TRS) para reemplazar la función de sus riñones, es decir, en tratamiento de diálisis o trasplante, según se desprende de los datos de 2019 del Registro Español de Enfermedades Renales (REER).

Según este registro, la prevalencia de la ERC en España ha vuelto a crecer, en concreto, un 3,5% con respecto a 2018. El grupo de población donde se produjo un mayor incremento fue en las personas de 65-74 años. La diabetes mellitus sigue siendo la principal causa de ERC de los pacientes prevalentes, que se mantiene en un 16% del total, y se aprecia un descenso progresivo en el porcentaje de pacientes en hemodiálisis.

El registro es fruto de la colaboración estrecha entre la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.), la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y los Registros Autonómicos de Enfermos Renales, y cuyo último informe ha presentado la ONT en el 50º Congreso Nacional de la S.E.N. celebrado hasta este lunes de forma 'online'.

Si estos datos de prevalencia ya son preocupantes para los nefrólogos, también lo son los referentes a la incidencia (nuevos casos), que en 2019 ha aumentado hasta alcanzar los 151,9 pmp, frente a los 147,3 pmp de 2018 (un 2,6% más). Es decir, más de 7.100 personas con ERC habrían iniciado el pasado año TRS con diálisis o trasplante en España, la mayoría hombres (67%). De todos estos nuevos casos, casi el 26% fueron personas con diabetes, con una tasa de incidencia de 36,7 pmp.

Entre los aspectos relevantes en cuanto a la incidencia destaca la consolidación de la Diálisis Peritoneal -que permite al paciente mayor autonomía en su vida diaria- como opción de TRS inicial (un 16% del total), una tendencia descendente de la hemodiálisis, y un aumento del trasplante renal anticipado, que se sitúa en el 5,5% en los nuevos pacientes en TRS (tasa de 8,4 pmp).

En cuanto al trasplante, el informe señala que 55% de los pacientes en TRS están trasplantados, un máximo histórico que responde al crecimiento sostenido del número de trasplantes, superando en 2019 los 3.400 injertos, con una tasa de casi 73 pmp, la más elevada del mundo. En este sentido, continúa el crecimiento exponencial de los trasplantes renales con donante en asistolia, con el 29,7% del total de los trasplantes, así como un incremento del trasplante de donante vivo con respecto a años anteriores (335 injertos en total), constituyendo casi el 10% de los trasplantes de riñón.

Por su parte, la mortalidad de la ERC en TRS experimentó un ligero descenso situándose en el 7,8%, con un índice mucho más bajo en los pacientes trasplantados (2,4%), inferior en todos los grupos de edad. La infección (20%) y la patología cardiovascular (28%) son las principales causantes de fallecimiento en todas las modalidades de TRS. Asimismo, el cáncer como causa de muerte es más prevalente (21%) en los pacientes.

Contador