Publicado 21/10/2020 12:51CET

Más de 24.000 personas en tratamiento de hemodiálisis siguieron acudiendo a los centros de diálisis en el confinamiento

Hemodiálisis
Hemodiálisis - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de 24.000 personas con insuficiencia renal han tenido que seguir acudiendo a los centros de diálisis durante el confinamiento a causa de la pandemia por la Covid-19, según han informado expertos de Fresenius Medical Care (FMC) y la Federación Nacional ALCER.

Precisamente, FMC y ALCER han elaborado una guía con recomendaciones y pautas de prevención, tanto en los centros de diálisis como en el hospital o en casa para que estos pacientes continúen recibiendo su tratamiento de forma segura.

Asimismo, en el documento se recogen una serie de pautas nutricionales adaptadas a estos periodos de confinamiento, así como para el cuidado de la salud emocional y para mantener unas rutinas diarias que se adapten a este periodo de pandemia.

Tal y como ha señalado , , "Esta situación especial a la que se enfrentan las personas en diálisis es la razón por la que hemos elaborado esta guía, ya que su salud y seguridad es nuestra prioridad. Era fundamental elaborar una guía de estas características en la que poder encontrar toda la información que necesitan para seguir acudiendo a los centros de diálisis o al hospital con la garantía de que son espacios seguros", ha dicho el director general de FMC, Carlos Fernández.

Por su parte, la directora médico de FMC, Rosa Ramos, ha explicado que en este documento lo que se ha pretendido es recopilar de forma práctica y visual información esencial y recomendaciones, así como prácticas a seguir para evitar la exposición al virus y reducir al máximo posible las posibilidades de contagio.

"Nuestro objetivo principal es garantizar su protección, así como concienciarles de la importancia de respetar estas medidas. Es importante que sean partícipes del cuidado que deben tener, ya que todos debemos ser responsables para frenar esta pandemia, minimizando los riesgos de una posible transmisión del virus", ha dicho.

En esta misma línea han actuado las asociaciones de pacientes que han seguido desarrollando su labor de apoyo e información a estas personas de manera virtual y telefónica para garantizar su seguridad. "Hemos continuado con el soporte de nuestros equipos multidisciplinares de manera virtual y por teléfono, para seguir ofreciendo apoyo, sobre todo psicológico, social y de soporte nutricional, algo que preocupa especialmente en estos pacientes. Al principio de la pandemia, estas personas tenían mucho miedo por tener que acudir al centro de diálisis o al hospital, por lo que recibimos muchas consultas relacionadas con esto", ha recalcado el presidente de la Federación ALCER, Daniel Gallego.

Y es que, tal y como ha relatado, las citas con el médico en el momento "más duro", quedaron "automáticamente canceladas" y se hacían vía telefónica o telemática, pero los tratamientos de diálisis siempre han estado asegurados "porque no tener riñones es incompatible con la vida, por eso es imperativo que estos pacientes sigan recibiendo su tratamiento cada dos días en el hospital o en una unidad de diálisis.

Los pacientes de diálisis tienen que desplazarse, normalmente en transporte colectivo, al menos tres veces por semana, algo que aumenta su exposición al COVID-19.

"Estos pacientes se suelen trasladar en ambulancias compartidas, algo que aumenta el riesgo de contagio. De hecho, este aspecto ha sido uno de los que más preocupaba a estas personas, sobre todo al principio de la pandemia cuando las recomendaciones eran el confinamiento y el uso de transporte individual. Ahora los pacientes están más concienciados porque todos conocemos o tenemos a alguien cerca que ha pasado por esta situación", ha zanjado la doctora.

Para leer más