Actualizado 12/04/2010 14:20:17 +00:00 CET

Las manchas producidas por la escleroterapia contra las varices desaparecen en un 97% de los casos, según expertos

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La aparición de pequeñas manchas o pigmentación oscura en la zona en la que se ha realizado una escleroterapia frente a las varices, desaparece por sí misma en el 97 por ciento de los casos en un plazo de 6 a 24 meses, según explicaron hoy los responsables del 'II curso de Escleroterapia en Fleboestética y Patología Venosa', organizado por el Capítulo Español de Flebología (CEF) este fin de semana en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

La segunda de las complicaciones cutáneas más comúnes es el llamado 'matting', "un proceso por el cual aparece una red de pequeñas venas en la zona en la que se ha realizado la escleroterapia, en las semanas siguientes al tratamiento y como consecuencia del mismo", explicó el dermatólogo del Centro Médico Teknon de Barcelona Francisco López Gil. En cualquier caso, "es una circunstancia que desaparece igualmente con el tiempo, en el que las medias de compresión contribuyen de forma positiva", señaló.

Respecto a la posibilidad de que aparezcan necrosis cutáneas tras la intervención, López Gil subrayó que son complicaciones "muy infrecuentes" que "se dan cuando el líquido esclerosante sale fuera de los puntos de inyección de la escleroterapia y alcanza el tejido cutáneo circundante". "Normalmente, provoca irritaciones o la formación de pequeñas costras que desaparecen en unos días; sin embargo, en los casos más graves, puede originar úlceras", advirtió.

Por este motivo, "en personas mayores, es importante que el flebólogo valore la idoneidad y riesgos de esta técnica", teniendo en cuenta que la cicatrización de úlceras cutáneas "se hace más difícil cuanto más alta es la edad del paciente", indicó. En cualquier caso, la aparición de este problema "se relaciona directamente con la pericia y experiencia del profesional en la realización de la escleroterapia, siendo muy infrecuente cuando la práctica profesional se realiza adecuadamente".

ESCLEROSIS CON ESPUMA

Otro de los temas abordados durante el curso fue el uso de la esclerosis con espuma, una técnica cuyo uso estaba limitado hasta hace pocas fechas para cuestiones estéticas, y que se ha revelado "como la única forma de tratar en su origen las varices de origen pélvico", explicaron desde el CEF.

"Dentro de la situación actual de esta terapéutica en España la escleroterapia con espuma no está incluida en la cartera de servicios de la mayoría de los centros públicos, sólo en algunos centros privados, debido que no se considera una intervención quirúrgica" dijo durante el encuentro el doctor Ramiro Verdejo Tamarit, del Hospital Universitario La Fe de Valencia.

Por contra, la comunidad científica europea, "reconoce desde hace años la escleroterapia como terapéutica para tratar varices de gran calibre, como tratamiento alternativo a la cirugía", explicó.