Madrid.-Sanidad y el Colegio de Odontólogos potencian la colaboración para canalizar las reclamaciones de pacientes

Actualizado 06/03/2013 15:58:58 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el Colegio Oficial de Odontólogos de Madrid han acordado este miércoles seguir potenciando los cauces de colaboración para canalizar las reclamaciones de los pacientes y mejorar la información para facilitar la renovación de la autorización de actividad de las clínicas.

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, y el presidente del Colegio Oficial de Odontólogos de Madrid, Ramón Soto-Yarritu, han rubricado un convenio de colaboración para favorecer las buenas prácticas en las prestaciones odontológicas y canalizar las quejas y reclamaciones de los ciudadanos en relación a las clínicas dentales.

Con este acuerdo, la Dirección General del Paciente ejercerá intermediación en las quejas registradas, que también remitirá al Colegio, mientras que el órgano colegiado ofrecerá asesoramiento técnico en las quejas, reclamaciones y propuestas que presenten los usuarios.

En total, 3.701 centros con unidades de odontología se encuentran en la región, lo que representa el 38 por ciento del volumen de centros sanitarios autorizados (9.631), según los datos de la Dirección General de Ordenación e Inspección.

Durante el año 2012, la Dirección General del Paciente recibió más de 180 reclamaciones de clínicas dentales y, gracias a la mediación realizada, se resolvió el problema con éxito en un 45 por ciento de los casos.

Por otro lado, ambas instituciones también han suscrito un acuerdo para facilitar la renovación de las autorizaciones de funcionamiento que precisan las clínicas. Al respecto, Lasquetty ha detallado que para garantizar el cumplimiento estricto de la normativa se procederá a efectuar un aviso meses antes para ayudarles a realizar esa renovación (la autorización tiene vigencia durante cinco años).

Durante 2012, la Consejería de Sanidad autorizó la apertura de 182 nuevas clínicas, renovó la autorización de funcionamiento de 539 centros y resolvió el cierre de 20 establecimientos.

Al respecto, la directora general de Ordenación e Inspección de la Consejería, Paloma Martín, ha detallado que en una decena de casos se procedió a la suspensión de actividad de la clínica por requerimiento del acta de inspección, acción que tiene carácter cautelar hasta que se vuelva a cumplir los requisitos exigidos.

El presidente del Colegio de Odontólogos ha manifestado que las relaciones con la Consejería son "excelentes" por su compromiso en favor de la salud bucodental mientras que Lasquetty ha defendido el buen trabajo conjunto que vienen realizando ambas instituciones.

Soto-Yarritu ha manifestado también que los pacientes deben exigir ser atendidos por profesionales colegiados y con licencia de actividad en vigor como una forma de prevenir el intrusismo profesional en la actividad odontológica.

También ha dicho que la crisis afecta a las clínicas dentales y que los tratamientos en salud bucodental ha dejado de ser en muchos casos una "prioridad" para pasar a un "segundo o tercer plano" y que ahora los usuarios se centran más en tratamientos paliativos contra el dolor.