Madrid.-PSOE exige a Lasquetty explicaciones en la Asamblea sobre el recorte de ambulancias, que ha supuesto una muerte

Actualizado 07/07/2010 14:32:23 CET

Trabajadores de la empresa adjudicataria dicen que ha habido 30 reclamaciones y una muerte por las demoras

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, ha avanzado hoy que han registrado la petición de convocatoria de la Diputación Permanente de la Cámara para que el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, explique en un pleno extraordinario la reducción de un 40 por ciento de las ambulancias de servicio urgente en la Comunidad de Madrid, que desde el pasado 1 de julio ha supuesto un fallecimiento.

En rueda de prensa en el Parlamento regional, Menéndez ha opinado que la reducción de un 40 por ciento de las ambulancias de servicio urgente, que hace que se pase de 80 a 48 vehículos, pone en "riesgo y grave peligro" la salud de los madrileños, ya que no permanecen igual los tiempos de respuesta.

Menéndez ha destacado que con el recorte Madrid ciudad se queda con cuatro ambulancias por la noche, mientras que la Comunidad mantiene 50 ambulancias de lunes a viernes, y 42 en fin de semana. Asimismo, ha opinado que no se van a poder mantener los tiempos de respuesta de 25 minutos de media en zona urbana y 35 en zona rural, a pesar de que la Comunidad opine lo contrario.

En el lado presupuestario, la portavoz socialista ha considerado "incomprensible" que el servicio que presta la empresa adjudicataria Isolux-Corsan cueste 1,2 millones al mes a los madrileños y no vaya a reducirse esa asignación a pesar del recorte del 40 por ciento.

En este mismo sentido se ha expresado el portavoz del Comité de Empresa de Isolux Corsan, David Alonso, que no entiende por qué el nuevo contrato se va a adjudicar por valor de 79,1 millones de euros cuando el anterior era de 54 millones de euros. En su opinión se trata de algún tipo "de tapadera" para prestar otro servicio.

Los trabajadores temen que ahora las ambulancias de servicio urgente no realicen tan sólo la tarea de acudir al lugar de los hechos y remitir al paciente al centro sanitario, sino que puede que les obliguen a llevar a los pacientes a sus domicilios, lo cual influiría en el servicio.

Alonso ha afirmado que desde el 1 de julio, momento en que entró en vigor esta reducción, se han producido 30 reclamaciones porque hay pacientes que han tenido que esperar hasta dos horas para que llegara una ambulancia de esta tipología, y destacó que una de estas demoras terminó con el fallecimiento del paciente.