Actualizado 01/12/2010 14:31:14 +00:00 CET

Madrid.- Profesionales del Gregorio Marañón podrán entrenar con maniquíes capaces de respirar, llorar y quejarse

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Profesionales del Hospital Gregorio Marañón podrán entrenar con maniquíes capaces de respirar, llorar, quejarse e incluso moverse en el recién creado centro de formación estable de simulación médica avanzada destinado a la formación de personal sanitario en áreas como Urgencias o Ciudados Intensivos.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha conocido personalmente este miércoles el funcionamiento de este centro de entrenamiento ubicado en la cuarta planta del edificio materno infantil y ha sido testigo de la reproducción de un caso real para el que se ha empleado el maniquí de un bebé.

El funcionamiento de este centro de innovación se explica a partir de unos equipos informáticos capaces de provocar en el maniquí una simulación de síntomas reales, pero también su reacción al tratamiento que reciben.

Los maniquíes lloran, se quejan, respiran, hacen movimientos e incluso sus labios cambian de color. Además, se les puede alterar el ritmo del corazón, la respiración y el abdomen para que simulen, lo más fielmente posible, síntomas reales de pacientes que presentan diversas patologías.

Se les puede explorar, palpar, auscultar y tomar la tensión arterial. Además, los profesionales pueden realizarles pruebas diagnósticas, intubarles, canalizarles una vena, hacerles un electrocardiograma, ponerles respiración asistida o aplicarles un choque eléctrico.

GRABADOS CON CÁMARA DE VIDEO

El sistema informático, además, graba con cámaras de video el modo en que han actuado los profesionales sanitarios, de manera que se puede hacer un estudio posterior del modo en que han intervenido estos.

Además, según han explicado los responsables del centro de simulación, el equipo puede reproducir casos vividos un día antes. De este modo se puede hacer un estudio detallado del modo en que se procedió a la atención del paciente, mejorarlo si es necesario y sacar conclusiones.

Fernández-Lasquetty ha manifestado, tras conocer esta iniciativa, que "es una medida de vanguardia y de gran utilidad para los profesionales madrileños a la hora de prepararse para afrontar situaciones de emergencia".

"Responde a un esfuerzo por mejorar continuamente. Los profesionales sanitarios son, probablemente, los mejor formados de España. Continuamente están mejorando su formación, y con esta iniciativa, se da un paso más para mejorar la preparación de los médicos ante situaciones de emergencia", ha concluido.