La Paz, único centro de la Comunidad que dispone de Unidad de Parálisis Facial, con 2.400 pacientes en ocho años

Actualizado 02/02/2012 16:08:31 CET
Hospital La Paz
COMUNIDAD DE MADRID / EUROPA PRESS

En España sólo existe otra unidad clínica similar a la madrileña en un hospital de Cataluña

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario La Paz es el único centro de la Comunidad de Madrid que dispone de unidad reconocida para tratar la parálisis facial, por la que han pasado, desde que se puso en marcha en 2004, un total de 2.400 pacientes de todo el territorio nacional.

Según ha informado el Gobierno regional en una nota de prensa, en España sólo existe otra unidad clínica similar a la madrileña en el Hospital de Bellvitge de Barcelona.

La viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras de la Comunidad, Belén Prado, ha inaugurado este jueves en el hospital el 'Curso actualización de la Parálisis Facial', organizado con el

objetivo de actualizar el conocimiento disponible sobre las pautas correctas de actuación ante un enfermo con parálisis facial.

Para ello, se cuenta con la experiencia de una unidad hospitalaria multidisciplinar con una trayectoria de ocho años de funcionamiento y en la que se atiende a 300 pacientes cada año.

La parálisis facial es uno de los cuadros clínicos más incapacitantes para el paciente que la padece, con consecuencias sociales y psicológicas en ocasiones devastadoras.

Según los especialistas en este campo, el grado de incomodidad que la población general siente ante una persona con parálisis facial es solamente comparable al que siente con una persona con una enfermedad psiquiátrica, y mucho mayor que el reflejado ante una persona con retraso mental, senil, sorda, ciega o en silla de ruedas.

La incidencia de la parálisis facial espontánea es de 15-45/100.000 habitantes. El aumento de población de la Comunidad de Madrid en los últimos años ha incrementado la incidencia de parálisis facial, por causas aún poco conocidas.

Precisamente este incremento y la ausencia de un protocolo de actuación claro ante la parálisis facial aguda pueden generar dudas en el tratamiento inicial de los enfermos, ya que muchos facultativos desconocen aún el abanico de posibilidades tanto quirúrgicas como conservadoras que se puede ofrecer a un paciente con parálisis faciales de larga evolución. De ahí la necesidad de realizar cursos de actualización para afrontar adecuadamente esta patología.

UNIDAD MULTIDISCIPLINAR

Los pacientes que acuden a la Unidad de Parálisis Facial son evaluados por distintos especialistas. Prácticamente todos son estudiados por el Servicio de Otorrinolaringología y, en función de la evolución, se remiten a Neurofisiología Clínica para completar diagnóstico; a Medicina Física y rehabilitación para tratamiento conservador; a Oftalmología para cuidado adecuado del ojo afectado cirugía paliativa; o a Cirugía Maxilofacial.

En este sentido, el Servicio de Cirugía maxilofacial es pionero en las técnicas de reconstrucción dinámica de los pacientes con secuelas de parálisis facial, realizando técnicas de reconstrucción muy complejas desde hace varios años.

Asimismo, el Servicio de Otorrinolaringología cuenta con amplia experiencia en este campo y en ocasiones realizan intervenciones quirúrgicas en colaboración con el Servicio de Neurocirugía cómo la anastomosis hipogloso-facial hemitérmino-terminal, una técnica que permite la unión del nervio de la lengua y la cara evitando que la lengua quede afectada.

El paciente puede llegar al Servicio de Medicina Física y Rehabilitación en diferentes momentos de la evolución: en fase de ausencia completa de función en el lado de la cara afectada por la parálisis facial, con reinervación incompleta del nervio facial, pero sin secuelas; o bien en fase crónica con secuelas.

Se emplean técnicas de reeducación neuromuscular facial y, si es necesario, se añade toxina botulínica para ayudar a mejorar la simetría de la cara y poder realizar los ejercicios específicos con mayor facilidad.

La infiltración con toxina botulínica, aunque está descrita desde hace más de 20 años, se realiza en pocos hospitales de España. Los únicos centros con experiencia en este campo son el Hospital La Paz y el Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona.

Desde hace varios años, se realizan en La Paz cursos de Formación Continuada y acreditación docente sobre la parálisis facial. Esta es la primera vez que se hace con carácter nacional y con profesores de otras nacionalidades con el objetivo de dotar a los profesionales de un entorno formativo en el que de una forma exhaustiva y sistematizada se aborde esta afección de acuerdo a las particularidades del hospital y del área sanitaria.

Colaboran en el curso especialistas de toda España como los doctores Manuel Mañós y Josefina Juyent, del Hospital Bellvitge; así como del extranjero, como el doctor Daniel Labbé cirujano maxilofacial francés, quién describirá la técnica que lleva su nombre y Jacqueline Diels, terapeuta estadounidense que es desde hace años referente en el tratamiento conservador de la parálisis facial.