Lasquetty cifra en un 16,2% el descenso de la mortalidad en casos de ictus

Actualizado 29/10/2012 15:21:47 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha señalado este lunes, Día Mundial del Ictus, que el Gobierno regional ya ha conseguido un descensos de la tasa de mortalidad de esta enfermedad del 16,2 por ciento en los últimos años, pero que "se seguirá trabajando" con un registro especializado en ictus y con una campaña de concienciación ciudadana.

Durante la presentación de los resultados del Plan de Atención al Ictus, que fue puesto en marcha hace cinco años, el consejero ha indicado que, a pesar del aumento del 14 por ciento del número de casos en la región desde 2007 a 2011, la actuación del Gobierno regional ha permitido un descensos en la tasa de mortalidad del 16,2 por ciento.

Además, el consejero ha indicado que la Comunidad prevé impulsar otras acciones para "seguir mejorando en esta actuación". La primera de ellas, que se pondrá en marcha a lo largo del presente trimestre, es el desarrollo de un registro específico que recoja todos los casos de ictus. Así, esta herramienta permitirá no solo conocer mejor la situación de esta enfermedad en la región, sino también llevar a cabo un seguimiento exhaustivo de los pacientes.

Dada la importancia del factor tiempo para el tratamiento de un posible ictus, la consejería pondrá en marcha una campaña de concienciación para mostrar a los ciudadanos la importancia de identificar correctamente los síntomas y solicitar, lo antes posible, asistencia sanitaria para evitar consecuencias fatales.

Sobre la importancia de estos dos puntos, el tiempo y los síntomas ha incidido el director General de Hospitales de la Consejería de Sanidad de Madrid, Antonio Burgueño, que ha apuntado que el ictus puede manifestarse mediante lesiones cerebrales que provoquen confusión, pérdida de conciencia o pérdida de habilidad en una mano.

Respecto al tiempo, Burgueño ha incidido que lo óptimo es que el tiempo máximo del que se dispone para atender a un paciente con ictus, con posibilidades de éxito, son seis horas. Tras este tiempo, se dificultad la disolución del coagulo mediante medicamentos.

Con referencia a este tema, Lasquetty ha señalado que "hoy un paciente con ictus es atendido en un periodo máximo de dos horas" y en un periodo mínimo de 16 minutos, si el enfermo se encuentra en la capital y si es desplazado al centro hospitalario en una UVI móvil.

UN TOTAL DE 300 PACIENTES SE BENEFICIAN DE NUEVAS TÉCNICAS Y UNIDADES

Lasquetty ha indicado que esta actuación es posible gracias a los mecanismos puestos en marcha por el Gobierno regional en el Plan de actuación ante Ictus. Este Plan ha permitido la puesta en marcha de seis unidades de ictus, situadas en los Hospitales de la Paz, en el Ramón y Cajal, en la Princesa, en el clínico San Carlos, en el Universitario 12 de Octubre, con el "mejor equipo tecnológico" y un "magnifico" equipo profesional.

Las unidades de los hospitales Ramón y Cajal, la Paz y La Princesa se coordinan en turnos semanales para prestar un servicio de neurointervencionismo de 24 horas del día y 365 días del año. Este servicio, en pilotaje desde hace un año, se suma al que ya prestaba el Clínico San Carlos.

Esta mejora asistencial se complementa con el establecimientos de dos centros de actividad permanente para el tratamiento de casos agudos de ictus mediante el neurointervencionismo. Este tratamiento, llevado a cabo por radiólogos, permite localizar con máxima precisión los vasos obstruidos del cerebro e intervenir en los puntos identificados.

El consejero ha indicado que los datos preliminares sobre esta nueva técnica de intervención han mostrado que unos 300 pacientes podrían llegar a beneficiarse anualmente de estas unidades que, hasta ahora, han posibilitado recuperar, de media, el 80 por ciento de los vasos obstruidos en cada caso.

EL CÓDIGO ICTUS Y LA REHABILITACIÓN, ACTUACIÓN ANTES Y DESPUÉS DE LA ENFERMEDAD

Además del Plan de actuación ante el Ictus, la Comunidad ha puesto en marcha el Código Ictus, un procedimiento de actuación prehospitalaria que permite una actuación rápida y especializada en el que está implicada la red sanitaria madrileña, los hospitales de la región, así como Summa 112 y los centros de atención primaria.

Así, el consejero ha señalado que gracias a la mejora del Plan de actuación ante el ICTUS, se ha logrado no solo el descenso de los casos mortales, sino también la bajada del número de personas que sufrían secuelas graves.

Precisamente, ante el crecimiento del número de personas que padecen daño cerebral recuperable, la Consejería aprobó en marzo del 2012 la inversión de 21 millones de euros en la creación de 123 plazas de rehabilitación.