Madrid.- La guardería y la consulta de Urodinámica del Clínico San Carlos apadrinan dos pingüinos de la Antártida

Palmas, el pingüino apadrinado por la guardería del Hospital Clínico San Carlos
HOSPITAL CLÍNICO SAN CARLOS - Archivo
Publicado 11/02/2019 17:34:24CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los niños de la guardería y la consulta de Urodinámica del Hospital Clínico San Carlos han apadrinado sendos pingüinos de la pingüinera de Punta Descubierta, en el círculo polar antártico, donde la Base de la Antártica Española del Ejército de Tierra Gabriel de Castilla lleva a cabo una campaña de estudio y gestión medioambiental.

Los niños de la guardería han bautizado a su pingüino como Palmas y en la iniciativa han participado casi 100 de entre uno y tres años. "Supone que los niños adquieran un compromiso de cuidar el medio ambiente y la difusión de valores, como solidaridad y respeto hacia nuestro entorno, los animales y las personas", ha explicado la responsable de la guardería, Lourdes Herrero.

Por su parte, los niños de Urodinámica han llamado a su pingüino de la misma forma de su consulta. "Nos sumamos a esta iniciativa cuando la conocimos por nuestra preocupación por la degradación de los ecosistemas y la evolución del planeta", ha indicado el enfermero de Urodinámica Carlos Lorenzo, que ha instado a compañeros, amigos y familiares a "tomar conciencia de este problema".

Las adopciones no suponen coste alguno para los padrinos, pero sí un compromiso de cuidado y respeto hacia el medio ambiente y el planeta. El objetivo es ayudar a su pingüino para que el próximo verano austral regrese a Isla Decepción, lugar en el que existe una colonia estimada de 10.000 de estos animales. Muchos de ellos ya han sido apadrinados para continuar con su ciclo de vida durante generaciones.

Contador