Madrid.-CSIT cree que la aplicación de libre elección y Área Única sanitaria ha causado problemas organizativos

Actualizado 28/01/2011 16:15:00 CET
Sala de espera de un centro de salud de Castilla y León.
SACYL

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

CSIT Unión Profesional cree que la aplicación de la libre elección y Área Única en Atención Primaria ha causado problemas organizativos en los centros, la falta de desarrollo de las funciones y responsabilidades de cargos directivos o la ausencia de directrices, entre otros, según ha indicado el sindicato en un comunicado.

CSIT ha considerado que estos problemas surgidos durante los procesos de libre elección de profesional y centro ponen de manifiesto "la precipitación y la falta de coherencia de la aplicación".

Por ello, tras la implantación del Área Única, el sindicato ha explicado que ha verificado la improvisación y las consecuencias negativas, fruto de la inexistencia de las garantías, información y herramientas necesarias, producidas en el proceso, poniendo en riesgo la calidad asistencial ofrecida a los ciudadanos en la Comunidad de Madrid.

Entre las improvisaciones que ha destacado se encuentra el aumento de los cupos medios fijados como óptimos por la propia Consejería de Sanidad y el Plan de Calidad de Atención Primaria. "Prevalecen los criterios economicistas frente a la calidad asistencial", ha indicado.

Asimismo, el CSIT cree que hay una "indefinición de funciones y responsabilidades de directores asistenciales, responsables, directores de centro y profesionales de los Centros de Salud y falta de regulaciones para el director de centro: criterios de acceso y cese, distribución del trabajo, etc".

Igualmente, ha explicado que existe una "ausencia de coordinación entre las siete direcciones asistenciales", así como una falta de información a los profesionales sobre las nuevas asignaciones como la "dificultad de acceso a historiales clínicos, problemas administrativos".

El sindicato, además, ha indicado que aún no se ha implantado la receta electrónica y no se han resuelto los problemas técnicos en atención primaria. "Hay una ausencia de uniformidad en las instrucciones sobre el ejercicio de la libre elección de médico, enfermero y pediatra y una indefinición del proceso a seguir para ejercer la libre elección", ha señalado.

Según CSIT, la puesta en marcha de la nueva estructura se llevó a cabo sin atender "las propuestas ni de profesionales ni de las plataformas y asociaciones de facultativos, que tenían como finalidad compatibilizar la existencia de una mejor calidad asistencial sanitaria con la reestructuración administrativa del sistema madrileño de salud".