Ayuntamiento prorroga hasta 2013 el contrato de distribución de metadona para atender a drogodependientes

Actualizado 17/11/2011 12:43:56 CET
FLICKR/ANDRES RUEDA

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves prorrogar hasta finales de 2013 el contrato de elaboración y distribución de metadona para los centros de atención a los drogodependientes del Instituto de Adicciones de Madrid Salud con un presupuesto de 1,65 millones de euros.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, "este servicio resulta indispensable para el tratamiento de los pacientes del programa de sustitutivos opiáceos, en el que la metadona es el fármaco indicado más habitualmente".

El tratamiento con sustitutivos opiáceos en el Instituto de Adicciones de Madrid Salud está integrado por un conjunto de servicios técnicos "muy cualificados" que deben encontrarse en completa coordinación.

Así, la Unidad de Farmacia, los Centros de Atención a Drogodependientes (CAD) y las unidades móviles completan el conjunto de servicios técnicos que trabajan coordinadamente para aplicar correctamente el tratamiento.

En concreto, la Unidad de Farmacia es la encargada de la adquisición, preparación, custodia y distribución de la solución oral o los comprimidos de metadona con el fin de suministrarla a los distintos dispositivos: CAD y unidades móviles de dispensación, entre otros.

En los CAD se lleva a cabo la dispensación de metadona, procedente de la Unidad de Farmacia. Se realiza principalmente en aquéllos cuyas unidades de dispensación se consideran, a todos los efectos, extensión de aquélla.

Las unidades móviles de dispensación, con idéntica consideración que las unidades fijas de los CAD a efectos de autorizaciones administrativas, dispensan todos los días de la semana, en diferentes rutas. Las paradas deben estar distribuidas de forma que cubran las diferentes áreas del territorio municipal.

Dichas unidades móviles tienen el fin de aproximar la dispensación al lugar de residencia o trabajo de las personas atendidas y de facilitar horarios más amplios que permitan dispensar a personas con dificultades de recogida en razón del tiempo o del espacio.