Publicado 07/10/2021 18:48CET

H. La Luz inaugura una consulta de Podología en el servicio de Endocrinología para tratar el pie diabético

El doctor Fausto Jiménez.
El doctor Fausto Jiménez. - HOSPITAL LA LUZ

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital La Luz ha puesto en marcha una consulta médica especializada en Podología con el fin de evitar, detectar y tratar las complicaciones del pie diabético, realizando labores tanto de prevención como terapéuticas.

Tal y como explica su responsable, el podólogo Fausto Jiménez, el síndrome de pie diabético es una complicación frecuente en los pacientes con diabetes, teniendo estos una incidencia de cursar con una úlcera en el pie que se estima entre un 15-25 por ciento a lo largo de la vida.

"De estas, se infectan más de la mitad, originando, en ocasiones, la amputación del pie o de la pierna", asevera el especialista. La diabetes se ha convertido en la primera causa de amputación no traumática en España, representando en torno al 50-80 por ciento de las amputaciones del miembro inferior, de las cuales el 85 por ciento están precedidas de una úlcera en el pie.

Como recomiendan las guías y consensos internacionales como el 'International Working Group on the Diabetic Foot', la American Diabetes Association y la International Diabetes Federation, para el manejo de las complicaciones asociadas a un paciente con pie diabético y evitar las posibles amputaciones, es preciso un equipo multidisciplinar, donde se debe incluir al podólogo.

De este modo, se reducen en un 80 por ciento las amputaciones mayores de los pacientes con pie diabético. De igual modo, se han visto reducidos los costes económicos asociados al tratamiento de los mismos.

Según el especialista responsable de la consulta médica de podología del Hospital La Luz, se va a tratar la prevención de afecciones y deformidades del pie, todas aquellas patologías del pie y de la marcha (metatarsalgias y talalgias como la fascitis plantar), así como la podología deportiva (gesto deportivo, síndrome de la cintilla iliotibial, periostitis y tendinitis del tibial posterior, entre otras), además de la prevención y la realización de curas locales según el tipo de ulceración de los pacientes con pie diabético.

"Otra de las competencias de nuestra consulta es la de hacer un estudio biomecánico de la pisada para analizar los miembros inferiores y la espalda, de este modo podremos prevenir la aparición de lesiones que pudieran ser causadas por una mala pisada", indica Jiménez.

Contador