Publicado 23/03/2020 13:46:27CET

C-LM ofrece al Gobierno las instalaciones del nuevo hospital de Toledo como hospital de campaña ante la pandemia

El consejero de Sanidad, Jesús Fernánez, y la portavoz, Blanca Fernández.
El consejero de Sanidad, Jesús Fernánez, y la portavoz, Blanca Fernández. - JCCM

TOLEDO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha recordado, tal y como ya hizo este domingo el presidente regional, Emiliano García-Page, que desde la Comunidad Autónoma se han ofrecido al Gobierno estatal las instalaciones del nuevo hospital de Toledo, ya terminado pero no operativo --su entrada en funcionamiento estaba prevista para verano--, como solución habitacional a modo de hospital de campaña si fuera necesario para aplacar el incremento de casos de infectados por coronavirus.

En rueda de prensa, Fernández Sanz ha querido en todo caso salir al paso de la petición enunciada tanto por el PP como Cs, que reclamaban abrir este hospital de manera inmediata. "No se puede compartir por la vía profesional poner en marcha el hospital de Toledo sin la garantía que un hospital ha de ofrecer", ha dicho.

"No hay respiradores instalados y no tiene los permisos que tiene que recibir para abrir como hospital. Hemos puesto a disposición del Gobierno central la infraestructura, que podría ser utilizada como un lugar más para albergar camas, al estilo de Ifema, si la necesidad es extrema. Y sería como hueco, no como hospital, no tiene instalaciones suficientes para dar respuesta a lo que los ciudadanos se merecen", ha abundado.

Con todo, se ha mostrado "sorprendido" por el hecho de que "esto no se entienda" de forma sencilla, después de que PP y Cs hayan reclamado su apertura para atajar la crisis. "El nuevo hospital tendrá su momento, en medio de una crisis como esta no podemos hacer un traslado. Creo que con esto zanjo la polémica", ha rematado.

TRANSPARENCIA "MÁXIMA"

De su lado, la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, se ha referido también a las críticas de "oscurantismo y falta de planificación" que ha achacado al Ejecutivo autonómico tanto Partido Popular como Ciudadanos, a quienes ha respondido que "la transparencia es máxima" y que este Gobierno "tiene la intención de ser sobre todo eficaz en la lucha contra la pandemia y contar a la ciudadanía qué está pasando para dar tranquilidad y esperanza".

Fernández ha advertido que la ciudadanía espera fortaleza, templanza, firmeza y "mantener el pulso", cualidades que son tanto exigibles al Ejecutivo castellanomanchego como a la oposición, a la que ha avisado que "no se puede cambiar la orientación según cómo sople el viento".

Dicho esto, ha recordado que el Ejecutivo regional tiene un canal directo con los dirigentes de PP y Cs donde se les da cada información que solicitan, se les resuelve cada duda que expresas y se les explica si puede o no salir adelante cada una de las propuestas que plantean.

De ahí, ha lamentado, que "intentar sacar rédito político en estos momentos es de una gran irresponsabilidad, porque la ciudadanía se merece lo mejor de nosotros mismos y lo mejor que podemos hacer es remar todos juntos y evitar la confrontación" y si luego quieren pedir cuentas "perfecto", ha concluido.

Contador