Lituania se interesa por el programa de Seguridad del Paciente implantado en los hospitales de la región

Sanidad
EUROPA PRESS/JCCM
Actualizado 07/10/2014 9:37:00 CET

TOLEDO, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La seguridad del paciente y las prácticas clínicas seguras son dos de los pilares para garantizar la calidad asistencial de la Sanidad pública. Con estas premisas, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) desarrolla "de forma modélica" el Sistema de Notificación y Aprendizaje para la Seguridad del Paciente (SiNAPS), una herramienta con la que cuentan doce hospitales de la región y por la que ya se han interesado países con Lituania.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, a una delegación del Ministerio de Salud de este país que va a desarrollar en su país la Estrategia Nacional de Seguridad al Paciente tomando como ejemplo la experiencia de Castilla-La Mancha, ha informado la Junta en nota de prensa.

Según el titular de Sanidad, "nuestro servicio de salud sirve como modelo a otros países en la implantación de un sistema de gestión avanzado que garantiza la calidad asistencial y fomenta la mejora continua de nuestro sistema de incidencias".

Castilla-La Mancha fue, junto con Cataluña, una de las primeras comunidades autónomas en implantar este sistema de gestión de riesgos. Desde entonces, se han registrado 914 incidencias en el SESCAM, la mayoría de ellas relacionadas con tipos de medicación (241 casos) o con la gestión organizativa de recursos (130 casos).

La notificación de estos incidentes permite "plantear acciones de mejora y someter a nuestro sistema de salud a una evaluación continua que nos aproxime cada vez más a la excelencia", ha subrayado Echániz durante el encuentro que ha mantenido en los servicios centrales del SESCAM con la delegación de Lituania.

El proceso de explotación del sistema da una importancia fundamental a las prácticas clínicas seguras, mediante la implicación continua de los profesionales sanitarios que registran aquellos aspectos susceptibles de mejora y plantean sus propuestas.

Hasta el momento, 1.425 profesionales disponen del sistema de notificación de incidencias, de los cuales 669 pertenecen a la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real, una de las más avanzadas en el desarrollo de la plataforma.

EL EJEMPLO DE CIUDAD REAL

La delegación lituana ha visitado posteriormente el Hospital General de Ciudad Real, para conocer más detalles de la implantación real de este programa en los hospitales de la región.

El Área Integrada de Ciudad Real lidera la incorporación al programa de seguridad del paciente en Castilla-La Mancha, gracias al impulso realizado por todos los servicios hospitalarios y equipos de Atención Primaria, coordinados por la Unidad de Calidad.

Este trabajo conjunto, tanto del personal sanitario como no sanitario, ha permitido gestionar, en lo que va de año, un total de 70 notificaciones y realizar diez planes de mejora que han solventado el 95% de los casos registrados.

Para ello, ha sido fundamental la colaboración de los profesionales y de la Unidad de Calidad que desde principios de años desarrolla una campaña de difusión del sistema mediante sesiones formativas en las que han participado todos los servicios del hospital y los 19 equipos de Atención Primaria.

EXPERIENCIA PILOTO EN ATENCIÓN PRIMARIA

El sistema SiNAPS se implantó en el SESCAM desde el principio de su lanzamiento por parte del Ministerio de Sanidad, incorporándose en un primer momento en los hospitales de Albacete, Hellín, Ciudad Real, Puertollano, Guadalajara y Talavera de la Reina.

Más tarde, se incorporaron otros cuatro hospitales al sistema (Complejo Hospitalario de Toledo, Manzanares, Valdepeñas y Cuenca) y con la modificación de la estructura de las gerencias, hace cuatro meses, se han agregado los hospitales de Villarrobledo y Almansa, con lo cual, en estos momentos son 12 los centros que disponen del sistema.

Tras su implantación en los hospitales se ha desarrollado un pilotaje del sistema en los centros de Atención Primaria y una vez evaluada la experiencia se han enviado las conclusiones al Ministerio de Sanidad donde se adaptará a las sugerencias planteadas por las distintas comunidades autónomas que disponen de la herramienta.

Para leer más