Actualizado 16/02/2010 13:02 CET

Jiménez defiende la sostenibilidad del SNS, pero pide "actuar responsablemente" para contener el gasto sin copago

La ministra "duda" de que el copago traiga más recursos al sistema y teme que pueda ser una medida que perjudique la salud de los ciudadanos

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, defendió hoy la "sostenibilidad y eficiencia" del Sistema Nacional de Salud (SNS), pero advirtió de que "es importante que todos actuemos responsablemente para tratar de contener el gasto público y hacer más eficientes los recursos que tenemos", sin necesidad de recurrir al copago, que puede no aumentar la financiación y perjudicar al ciudadano.

En su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, Jiménez expresó sus dudas sobre que el copago "tenga capacidad de incorporar más recursos económicos al SNS y pueda afectar la salud de los ciudadanos".

La ministra admitió que, según la última encuesta de Atención Primaria, los ciudadanos van entre 5 y 6 veces al año a su médico de cabecera, por lo que algunos expertos recomiendan el copago "como ticket moderador de la demanda" ante la alta frecuenciación de los servicios, aunque puntualizó que está "en la media europea".

Sin embargo, la ministra opina que, con esta iniciativa, se dejaría en manos de los ciudadanos "una decisión médica" por motivos económicos, que podría perjudicar su salud. A su juicio, hay "muchas medidas" para consolidar el SNS, reducir el gasto y aliviar la carga financiera, reconoce que "le cuesta mucho hablar de sostenibilidad porque el SNS es eficiente".

En este sentido, Jiménez destacó que el SNS "puede costar entre 63.000 y 70.000 millones de euros al año, lo que significa un 6% del PIB". "Es una cifra acorde con lo que es el modelo de desarrollo económico de nuestro país", aseveró, insistiendo en que, en los últimos 30 años, ha crecido un 1,5% del PIB y logrado "ser eficiente y controlar el gasto".

"Aún así, estamos dos puntos por debajo de la media europea, siendo además un país (España) que ofrece un sistema universal y gratuito y que además, tiene un altísimo grado de excelencia en profesionales y avances técnicos. Eso significa -recalcó-- que somos muy eficientes porque con unos recursos que son contenidos ofrecemos una enorme calidad y una enrome cartera de servicios".

TABACO: SE MANTIENEN LOS PLAZOS

Sobre el futuro endurecimiento de la ley antitabaco, la ministra confirmó que la norma se aprobará antes de que finalice 2010 y que el primer texto de la misma se llevará "a finales de este semestre" al Consejo Interterritorial del SNS. Sin embargo, admitió haber renunciado a establecer plazos "para no condicionar el deseado y anunciado consenso". "Trato de medir mis iniciativas con gran mesura y conciliar los intereses de todos", aseguró.

Cree que sería "irresponsable" no tomar medidas para proteger a la población y sobre todo a los menores frente al tabaco. No obstante, asegura que lo puede hacer "sin que suponga perjuicio para nadie, porque tenemos la experiencia de otros países donde (la ley) no ha tenido ningún efecto negativo, como son Italia, Irlanda, Reino Unido y otros más parecidos a nosotros, como México, Chile, Argentina o Uruguay".

Hizo una mención especial a Estados Unidos, un país donde lejos de causar pérdidas económicas, la regulación antitabaco ha tenido "un efecto positivo", porque allí la mayoría de la población es no fumadora.

OTRO PICO DE GRIPE A EN PRIMAVERA

Por otra parte, defendió la gestión de la pandemia de gripe A realizada por su departamento, del que dijo realizó "recomendaciones ajustadas a la situación epidemiológica" y tomo las decisiones necesarias "para garantizar que los ciudadanos pudieran vacunarse en el SNS".

Sin embargo, la población de riesgo a la que se recomendó esta protección "decidió voluntariamente no asistir a la vacunación", por lo que se ha producido un sobrante de vacunas cuyo destino aún no está decidido, ya que la campaña aún no ha terminado y según los expertos, podría producirse un nuevo pico en primavera.

Una de los posibles futuros para este remanente de vacunas podría ser el "almacén virtual" de vacunas de la UE, creado para poder ofrecerlas a los países que pudieran necesitar y con el que España "está comprometido. Otra de las posibilidades barajadas por Sanidad sería donarlas a Latinoamérica, donde se está vacunando a la población.

Por otro lado, la ministra de Sanidad se refirió al anteproyecto de ley de seguridad alimentaria, que se encuentra en proceso de negociación y al que dio especial importancia porque, según dijo, "España presenta el riesgo de obesidad infantil más alto del mundo".

En este sentido, precisó que están trabajando "en un modelo de autorregulación que puede ser muy positivo para que la norma pueda ver la luz" y destacó "el extraordinario valor y la responsabilidad de la industria alimentaria española", que serán claves para poder llegar a acuerdos y conseguir que los niños "tengan hábitos de vida saludables", ya que resulta "paradójico" que España sea el país de la Dieta Mediterránea con estos datos.