Publicado 19/10/2021 18:07CET

Javier Cortés, Premio Nacional de Medicina, augura que en el futuro "los tumores se diagnosticarán antes de verse"

Antonio Delgado, presidente del Círculo Ecuestre, a la izquierda del oncólogo Javier Cortés
Antonio Delgado, presidente del Círculo Ecuestre, a la izquierda del oncólogo Javier Cortés - CÍRCULO ECUESTRE

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Premio Nacional de Medicina 2021, Javier Cortés, ha augurado este martes que en el futuro los profesionales serán capaces "de diagnosticar tumores antes de que sean visibles". Así lo ha asegurado en el Círculo Ecuestre que le ha recibido con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama(19 de octubre).

El oncólogo ha compartido charla con el presidente de la organización, Antonio Delgado, y ha explicado que cree que será posible "gracias a los chips de biopsia líquida, que son capaces de detectar alteraciones en la sangre". También ha sostenido que la medicina será capaz de detectar las recaídas en el cáncer de mama de manera muy precoz, antes de que se vea la metástasis. "Hablamos de segundas oportunidades de curación", ha manifestado.

En este sentido, Javier Cortés ha insistido en que la prevención "sigue siendo el mejor de los tratamientos" y para ello ha recomendado "no fumar, beber con moderación, tomar el sol con precaución y realizar ejercicio físico". Además, ha aconsejado realizarse mamografías periódicamente, concretamente, cada dos años entre los 40 y 50 años, anual o bianualmente entre los 50 y 70,y anualmente a partir de los 70.

Sobre los pacientes y sus historias, el oncólogo ha criticado la "falta de humanidad" que hay en la medicina y apuntado a que los profesionales "deben ser capaces de sentarse en la cama con una persona que está muriendo y cogerle de la mano".

En definitiva, Cortés ha lamentado que el cáncer de mama no tiene cura pero ha matizado que es positivo porque "hace veinte años se curaba el 55-60 por ciento de los cánceres HER2 positivo" y en la actualidad "está sobre el 92 por ciento".

"Este tumor se caracteriza porque depende de la proteína HER2 para crecer. Hace veinte años empezamos a entender que bloqueando el HER2 esa zona concreta del tumor se muere, por lo que se empezaron a desarrollar fármacos. Este ha sido, sin duda, el hallazgo más importante que hemos hecho en esta enfermedad", ha detallado.

En esta línea, Cortés se ha referido a los fármacos, denominados inmuno-conjugados, que son aquellos que combinan anticuerpos monoclonales con moléculas de quimioterapia. Este fármaco confunde al tumor, se introduce dentro de la célula y una vez dentro expulsa la dosis de quimioterapia.

"Actúan como caballos de Troya y, según mi opinión, son los más eficaces de la historia del cáncer", ha sostenido.

Para leer más