Publicado 28/01/2020 17:52:45 +01:00CET

Investigadores muestran que tratar un aspecto de la esquizofrenia tiene un efecto positivo en el resto de síntomas

Esquizofrenia y psicosis
Esquizofrenia y psicosis - PIXABAY - Archivo

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Georgia (Estados Unidos) han mostrado que el tratamiento de un síntoma concreto de la esquizofrenia tiene un efecto positivo en otros síntomas, lo que ofrece una esperanza para el tratamiento de un aspecto de la enfermedad que actualmente no tiene opciones farmacéuticas.

Este ensayo de fase 2B, publicado en la revista 'Schizophrenia Bulletin', los investigadores confirmaron que el tratamiento exitoso de la motivación reducida tiene un efecto positivo sobre otros síntomas negativos de la esquizofrenia.

"Hay mucha esperanza de que el ensayo de fase 3 muestre una mejora similar en los síntomas negativos. Este podría ser el primer fármaco que reciba una indicación en los síntomas negativos de la esquizofrenia por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), que es quizás la mayor necesidad en el campo de la psiquiatría. Sería un beneficio monumental para las vidas de las personas con esquizofrenia", explica el líder del trabajo, Gregory Strauss.

Los resultados del estudio indicaron que la motivación reducida es un dominio altamente central dentro del constructo de los síntomas negativos, lo que sugiere que el resto de síntomas negativos están estrechamente vinculados a este dominio, y si se trata con éxito, toda la constelación de síntomas negativos podría mejorar.

En su ensayo clínico, la empresa observó que la roluperidona tenía una reducción significativa de los síntomas negativos. El análisis de los datos realizado por el equipo reveló que la motivación reducida era el dominio más central del grupo de tratamiento activo, lo que sugiere que cuando el fármaco mejoró la motivación, todos los demás síntomas negativos mejoraron como resultado.

"Este estudio sugiere que el desarrollo futuro de un medicamento debería dirigirse a los mecanismos de motivación reducida en particular. Si ese dominio mejora con éxito, podría ser posible mejorar todos los síntomas negativos y, por consiguiente, reducir la discapacidad funcional", concluye Strauss.

Para leer más