Investigadores españoles desarrollan una técnica que permite cirugía más precisa y menos secuelas en cáncer ginecológico

Utero, ovarios
GETTY - Archivo
Publicado 09/04/2019 17:35:24CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria Biodonostia-OSI Donostialdea de Osakidetza han desarrollado una nueva técnica capaz de detectar el ganglio centinela en cáncer ginecológico inyectando indocianina verde (ICG) y fluorescencia intrarroja (NIR).

Esto permitirá realizar una cirugía más precisa, más conservadora y con menos secuelas, ya que permite conocer si existen metás tasis ganglionares regionales sin necesidad de realizar una linfadenectomía pélvica y aorto-cava completas. Además, la nueva técnica al menos dobla el número de casos con afectación ganglionar detectados.

Los investigadores explican que conocer la afectación ganglionar en cáncer de endometrio es "fundamental" para establecer un pronóstico y determinar los tratamientos complementarios adecuados. "No existe actualmente ningún método no invasivo para establecer con seguridad esta afectación ganglionar. Esta circunstancia obliga a realizar disecciones quirúrgicas ganglionares amplias para determinarlo, no exentas de complicaciones intra-operatorias y secuelas a largo plazo", detallan.

El estudio de los investigadores del IIS Biodonostia-OSI Donostialdea ha permitido definir un procedimiento sencillo y reproducible utilizando verde de indocianina como trazador y, con algunas innovaciones como la inyección doble de ese trazador en cérvix y fondo uterino.

Para los científicos, los resultados preliminares son "buenos", con una tasa de detección global del 94 por ciento, pélvica (90%), pélvica bilateral (70%), aórtica (64%) y valor predictivo negativo (99,7%). "Las cifras apuntan a que la nueva técnica puede llegar a sustituir con ventaja al procedimiento habitual de la linfadenectomía según factores de riesgo prequirúrgicos", aseguran.

Contador

Para leer más