Investigadores españoles desarrollan un sistema que detecta la apnea del sueño usando un móvil

Publicado 26/11/2019 17:16:03CET
Apnea del sueño
Apnea del sueño - CSD - Archivo

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han desarrollado un sistema que permitiría diagnosticar "de manera económica, fiable y no invasiva" la apnea obstructiva del sueño (AOS), un trastorno del sueño que se caracteriza por el cese recurrente del flujo de aire durante el sueño. Los investigadores proponen un novedoso método consistente en el análisis de señales acústicas registradas con un teléfono inteligente.

La AOS es un trastorno que se presenta con mayor frecuencia en hombres que en mujeres, aumentando con la edad y la obesidad. Si bien su prevalencia en la población general va del 9 al 38 por ciento, se dispara hasta el 90 por ciento en hombres y el 78 por ciento en mujeres en algunos grupos de personas mayores. Pese a estas elevadas cifras y a sus graves consecuencias, la mayoría de pacientes de AOS no reciben diagnóstico ni tratamiento.

"El motivo es que el método de referencia para diagnosticar la AOS, la polisomnografía (PSG) nocturna, es una técnica invasiva que implica pasar una noche en el hospital conectado a un equipo que controla la actividad del corazón, de los pulmones y del cerebro; los patrones de respiración, los movimientos de los brazos y piernas, y los niveles de oxígeno en sangre durante el sueño, y que, además, supone un coste elevado y no proporciona información a largo plazo sobre la afección del paciente", explican los investigadores del estudio, del Grupo de Procesamiento e Interpretación de Señales Biomédicas, que lidera Raimon Jané.

El nuevo enfoque propuesto por los investigadores, que fue diseñado y probado en colaboración con el Laboratorio del Sueño del Hospital Clínic de Barcelona, es capaz de detectar el sonido a partir de la respiración oral y nasal mientras se duerme en casa, y de identificar los momentos en los que no se respira. Además, analiza los datos mediante unos algoritmos desarrollados en el IBEC y diferencia entre apneas (cese completo del flujo a aire durante más de diez segundos) e hipoapneas (cese parcial del flujo aire durante más de 10 segundos).

Según sus autores, los nuevos resultados pueden ser de gran interés para que los clínicos desarrollen una herramienta de selección y monitorización de pacientes de AOS desde casa. "Nos encontramos mucho más cerca de encontrar una alternativa real para millones de personas que sufren apneas pero que aún no han sido diagnosticadas ni tratadas", comenta Jané.

Contador

Para leer más