Publicado 04/03/2021 11:15CET

Una investigadora encuentra una prometedora clave para la detección precoz de cáncer de mama

La investigadora Anna Adam
La investigadora Anna Adam - AECC

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El proyecto que desarrolla la científica Anna Adam en el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA del Hospital Clínico, con una ayuda concedida por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Valencia, ha dado con una posible clave para mejorar la detección precoz del cáncer de mama, el cáncer con mayor incidencia y tasa de mortalidad entre mujeres.

La investigación, dirigida por el doctor Juan Miguel Cejalvo, del Grupo de Investigación de Biología en Cáncer de Mama, y la doctora Pilar Eroles, co-coordinadora de este grupo, ambos investigadores del CIBER de Cáncer (CIBERONC), ha demostrado que el microRNA-30b en plasma sanguíneo es un indicador diagnóstico de cáncer de mama, lo que permitiría la detección de los distintos subtipos de cáncer de mama en fases muy iniciales.

El hallazgo, publicado en la revista científica 'ESMO Open', también supone un avance en cuanto a la detección de enfermedad metastásica. De hecho, los investigadores han confirmado que mayores niveles de esta molécula en sangre están relacionados con la presencia del estadio avanzado de la enfermedad.

"La supervivencia del cáncer de mama aumenta significativamente con su detección precoz. Gracias a nuevos enfoques, como el que se presenta en este trabajo, podemos seguir avanzando en este propósito y, a su vez, conocer nuevas líneas de abordaje del tumor tanto en fase incipiente como de sus metástasis", señala el vicepresidente de AECC Valencia, Antonio Llombart.

BIOPSIA LÍQUIDA Y MAMOGRAFÍAS

Para el desarrollo del estudio, el equipo investigador ha recogido alrededor de 100 muestras de plasma sanguíneo de pacientes de cáncer de mama del Hospital Clínico de València y otras 100 donantes sanas disponibles en el Biobanco de INCLIVA. En estas 200 muestras, se confirmó que el nivel de microRNA-30b es un potencial marcador diagnóstico de cáncer de mama.

Además, se demostró que esta molécula circulante es capaz de detectar cualquiera de los tres subtipos de cáncer de mama más frecuentes, incluso en su etapa más inicial. Por otra parte, se observó que las pacientes con metástasis axilares iniciales presentan mayores niveles de microRNA-30b en sangre que las no metastásicas.

Así las cosas, la biopsia líquida ha permitido el análisis de estas muestras en sangre, consolidando esta técnica como método menos invasivo, rápido y con un bajo coste que podría complementar a las mamografías. "La precisión en el diagnóstico también es fundamental para el abordaje de cualquier tipo de cáncer, y la biopsia líquida permite analizar en sangre distintas moléculas, que pueden ser determinantes en el transcurso de la enfermedad cancerosa", ha indicado el doctor Llombart.

Por último, en cuanto a la influencia de la pandemia por la Covid-19 en el cáncer de mama, el vicepresidente de la AECC en Valencia ha expresado que "tal y como señala el informe de 'Toxicidad Financiera del cáncer de mama', un 50 por ciento de las personas con cáncer de mama con empleo antes de la enfermead pierden casi todos sus ingresos durante el tratamiento de la enfermedad, una cifra que se sitúa ocho puntos por encima que antes de la pandemia". Así, añade que, más allá de los avances en investigación, para la AECC es "crucial seguir apoyando a las pacientes para lidiar con esta cara b, que afecta a las mujeres en el transcurso del proceso de enfermedad", concluye Antonio Llombart Bosch.

Para leer más