Publicado 16/03/2021 17:44CET

La interrupción de la rehabilitación puede tener "consecuencias imprevisibles" para la recuperación de pacientes

Archivo - Paciente mayor en rehabilitación multimodal
Archivo - Paciente mayor en rehabilitación multimodal - FUNDACIÓN JIMÉNEZ DÍAZ - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La interrupción de los servicios de rehabilitación por la pandemia del Covid-19 puede tener "consecuencias imprevisibles" para la recuperación de pacientes, según ha alertado la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) con motivo de la campaña '#RehabilitaciónEsencial', realizada con la colaboración de Merz Therapeutics.

En concreto, la interrupción de estos tratamientos va a tener un coste de oportunidad sobre la recuperación o mantenimiento del estado de salud y capacidades de estas personas. "El cierre de las zonas de terapia de Rehabilitación tiene consecuencias imprevisibles para los pacientes. Una adecuada rehabilitación disminuye la mortalidad, las secuelas y complicaciones, además de los costes asociados, y que los servicios de Rehabilitación estén activos es un derecho de los enfermos y una necesidad asistencial incuestionable, por lo que no hay nada que justifique su cierre", ha dicho la presidenta de SERMEF.

Ante esto, la campaña muestra el papel esencial que desempeña la Medicina de Rehabilitación en la calidad de vida de muchos pacientes y su entorno, a través de una 'landing' y tres videos en los que profesionales sanitarios implicados en el cuidado de estas personas (rehabilitadores, neurólogo, fisioterapeuta y logopeda) y además pacientes afectados, familiares y cuidadores cuentan su experiencia en el último año de pandemia y las dificultades que están afrontando.

"El especialista en Rehabilitación tiene una función doble, por un lado, la evaluación, diagnóstico y tratamiento de los pacientes, y por otro lado, la coordinación de un equipo interdisciplinar que incluye fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, técnicos ortopedas, logopedas o personal de enfermería, que nos tienen que ayudar a conseguir que la minusvalía que se produce en el paciente por una enfermedad o discapacidad sea la menor posible y que puedan integrarse lo mejor posible en la sociedad", ha detallado el miembro de la junta directiva de la SERMEF, David Hernández Herrero.

La iniciativa también explica la labor de los profesionales de Medicina de Rehabilitación en pacientes con secuelas de la COVID-19, y describe la problemática de que no reciban la atención en rehabilitación necesaria. "Se trata de una especialidad transversal que acompaña al enfermo con COVID-19 en todo el proceso, desde el ingreso en UCI y hasta incluso después del alta, con el tratamiento de las secuelas. Es necesario habilitar recursos para que podamos atender a estos pacientes que han padecido el SARS-CoV-2", ha informado la presidenta de la SERMEF.

En la misma línea, el doctor Hernández ha destacado que la COVID-19 está suponiendo un reto para esta especialidad. "Estos pacientes tienen problemas que tenemos que tratar, de déficit muscular, falta de fuerza, astenia o cansancio y fatiga, así como problemas neurológicos. Una vez hemos conseguido que sobrevivan, debemos poder devolverles la mejor calidad de vida con las menores secuelas posibles", ha zanjado.