Internistas y médicos de familia presentan un plan para mejorar la atención sanitaria a pacientes crónicos

ARCHIVO
Publicado 09/04/2019 14:03:00CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las sociedades españolas de Medicina Interna (SEMI) y Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) han acordado la 'Declaración de Mérida', un plan para mejorar la atención sanitaria en pacientes crónicos a través de 10 estrategias, entre las que se encuentran una "reorientación" del modelo sanitario desde los pacientes agudos a los crónicos, impulsar la asistencia domiciliaria o avanzar en la toma de decisiones compartidas entre paciente y sanitario.

En 2011, un conjunto de sociedades científicas y administraciones sanitarias elaboraron la 'Declaración de Sevilla' sobre la organización de la atención a los pacientes crónicos. Ocho años después, semFYC y SEMI consideran que la atención a la cronicidad "sigue siendo un tema prioritario y no bien abordado en el sistema sanitario".

"Los cambios demográficos y epidemiológicos están condicionando un marcado incremento en la prevalencia de pacientes de edad avanzada con multimorbilidad, fragilidad y dependencia", exponen. Por ello, creen que resulta "inaplazable" reorientar el actual modelo asistencial, centrado en la atención a las patologías agudas, hacia un nuevo modelo de atención a crónicos.

Igualmente, consideran necesario un abordaje "centrado en la persona, desde una perspectiva holística, basada en la atención integral y coordinada, evitando la fragmentación de la asistencia por múltiples especialistas". "El modelo asistencial para atender a la cronicidad deberá estar centrado en el paciente y en su entorno, en el respeto a sus preferencias, necesidades y valores, y debe garantizar la equidad en el acceso a los recursos priorizando las prácticas de alto valor y asegurando una adecuada calidad de vida", explican.

Igualmente, piden que la asistencia a crónicos con pluripatología sea "longitudinal, integrada y coordinada entre los distintos niveles asistenciales", a través del "trabajo interdisciplinar y la continuidad asistencial". "Los profesionales de Atención Primaria, médicos y enfermeras son los principales responsables de la atención a los enfermos crónicos. Los especialistas en Medicina Interna deben coordinar la atención a dichos enfermos en el hospital", desarrollan.

Junto a esto, quieren un modelo "basado en la toma de decisiones compartidas, donde cada persona disponga de un plan personal, único e individualizado de gestión de sus enfermedades". "Dicho plan debe incorporar sus preferencias personales, grado de conocimiento de la enfermedad, sus necesidades sanitarias y sociales, así como las estrategias diagnósticas y objetivos terapéuticos, los límites de la asistencia y los profesionales sanitarios de referencia", añaden.

También reclaman campañas para evitar el uso inadecuado de recursos sanitarios, de promoción de estrategias de prevención de salud, de incorporación de la perspectiva de género o de impulsar la formación en grados y postgrados de universidades sobre la "visión integral y holística" de atención a la cronicidad.

En materia de asistencia domiciliaria, apuestan por que juegue "un papel clave", con "refuerzo de los equipos multidisciplinares de Atención Primaria, con una especial relevancia de la Enfermería Familiar y Comunitaria". Piden aumentar las unidades de diagnóstico rápido, los hospitales de día, la hospitalización a domicilio o las interconsultas virtuales. Para esto último, ven imprescindible la incorporación de las tecnologías de información y comunicación como "una gran oportunidad para mejorar los resultados en salud de los pacientes crónicos".