Publicado 17/10/2019 18:23CET

La inseminación artificial baja un 4% y aumenta ligeramente la fecundación in vitro

Fecundación 'in vitro'
Fecundación 'in vitro' - IVI - Archivo

El 9% de los nacimientos son fruto de técnicas de reproducción asistida

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) aumentaron un 1,72 por ciento entre 2016 y 2017, pasando de 138.553 a 140,941; mientras que los de inseminación artifical (IA) descendieron un 4,11 por ciento, desde los 36.463 en 2016 a 34.964 en 2017, según el Registro Nacional de Actividad 2017 - Registro Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

Los datos, que proceden de 307 centros que realizan tratamientos de fertilidad en España (239 de FIV y 301 de IA), muestran un continuado descenso de los tratamientos de IA en España. En 2014, se llevaron a cabo 40.177 mientras que en 2017 se registraron 34.964, lo que supone una caída del 13 por ciento. Según Sanidad, esta disminución se debe a la "baja tasa de éxito" que tiene la IA frente a la FIV, sobre todo en pacientes con edad materna avanzada.

Por otro lado, se observa un incremento del 6 por ciento de los tratamientos de IA con semen de donante en el mismo período (2014-2017), motivado por "un aumento de madres solteras por elección". En los ciclos de FIV, este perfil supuso el 6 por ciento de la demanda total. Así, en 2.707 casos la indicación del tratamiento en 2017 fue mujer sin pareja masculina.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2018, año en el que nacieron gran parte de los bebés gestados en 2017, en España hubo un total de 369.302 recién nacidos. Esto significa que el 9 por ciento de los nacimientos en España son fruto de técnicas de reproducción asistida.

El informe también revela que los partos múltiples continúan en descenso. "Aunque todavía las cifras de estos son elevadas comparadas con las de reproducción natural, se está avanzando mucho en su reducción", celebra el Ministerio. El porcentaje de partos múltiples registrados ha disminuido: concretamente, fueron gemelares el 15 por ciento de los partos tras FIV, lo que significa un descenso del 3 por ciento respecto a 2016.

Además, el documento también ha arrojado datos sobre los pacientes residentes en el extranjero que acuden a los centros españoles para llevar a cabo su proyecto reproductivo. Así, en 2017 se realizaron 14.846 ciclos de FIV a pacientes residentes en otros países, lo que supone un incremento del 14 por ciento respecto a 2016.

Francia sigue siendo el primer país de procedencia, con un 47 por ciento de pacientes, seguido de Italia (22%). Los motivos principales por los que acuden a los centros españoles son la avanzada legislación de España y la mejora de la calidad de un tratamiento previo.

Durante la presentación del informe, el secretario general de Sanidad y Consumo, Faustino Blanco, ha informado de la finalización de la fase de implantación del Registro de Donantes a finales de este año y del comienzo del pilotaje del Registro de Actividad y Resultados. Asimismo, ha anunciado la próxima tramitación de una norma que regulará la constitución, organización y funcionamiento de estos registros.