Publicado 23/09/2020 17:23CET

Una innovadora cirugía torácica mínimamente invasiva elimina la hiperhidrosis en minutos

Intervención quirúrgica
Intervención quirúrgica - VITHAS - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Vithas Madrid Pardo de Aravaca ha realizado veinte intervenciones consecutivas para eliminar la hiperhidrosis a otros tantos pacientes en un plazo de 8 horas, lo que supone un hito en el ámbito de la cirugía torácica a nivel mundial, ha informado Vithas en un comunicado.

Todos los pacientes se sometieron a una innovadora técnica quirúrgica denominada Simpatectomía Bilateral Superior Torácica Videoasistida usando clips, que corrige el exceso de sudoración en una intervención de apenas 15 minutos.

El equipo estuvo liderado por los doctores Javier Gallego Poveda y Diego González Rivas, dos de los mayores expertos mundiales en esta materia, y estuvieron asistidos por profesionales del Hospital Vithas Madrid Pardo de Aravaca.

Para su realización, el Hospital Vithas Madrid Pardo de Aravaca dispuso dos quirófanos paralelos, en los que los cirujanos intervenían a cada paciente al unísono (uno en cada lado del tórax), pasando de una a otra sala de operaciones, de manera que mientras intervenían en una, la otra se preparaba para recibir al siguiente paciente con todas las garantías médicas y profilácticas.

"Realizar 20 simpatectomías en tan corto espacio de tiempo es un hito a nivel mundial, nunca antes se había realizado tal número de casos consecutivos por un mismo equipo en un solo día", ha afirmado el doctor Javier Gallego, quien recalca la satisfacción de los pacientes debido a los efectos inmediatos de esta técnica.

"Pueden regresar a su domicilio sin apenas dolor unas pocas horas después de la intervención porque la cirugía es mínimamente invasiva, no requiere intubación traqueal, puede hacerse incluso sin anestesia general, las incisiones son milimétricas y, por tanto, el riesgo de infecciones es mínimo", ha agregado.

Por su parte, el doctor Diego González Rivas ha explicado cuáles son los factores que han permitido este hito. "La precisión quirúrgica que proporciona el equipamiento tecnológico y la experiencia que acumulamos nos permiten acortar los tiempos de intervención y abordar un reto como este con éxito", ha dicho.

Entre ambos especialistas realizan más de 400 intervenciones de este tipo al año, habiendo realizado ya más de 2.000 intervenciones hasta la fecha. Esta es la segunda vez que realizan un alto volumen de cirugías en el Hospital Vithas Madrid Pardo de Aravaca, ya que a las 20 de este fin de semana se suman las 15 realizadas el pasado 29 de agosto. Además, el hospital ya tiene programada otra veintena de intervenciones para las próximas fechas.

"Nuestra apuesta por la innovación médica implica también ofrecer a nuestros pacientes las técnicas quirúrgicas más avanzadas, en este caso de la mano de especialistas de prestigio internacional como son los doctores Gallego y González, que día a día mejoran con su conocimiento la calidad de vida de los pacientes", ha afirmado el doctor José Gómez, director gerente del Hospital Vithas Madrid Pardo de Aravaca.

LA SOLUCIÓN A TRAVÉS DE UN CLIP DE TITANIO

La hiperhidrosis consiste en un exceso de sudoración debido a que un ganglio del sistema nervioso simpático emite impulsos aleatorios provocando una hiperestimulación de las glándulas ecrinas, que comienzan a producir grandes cantidades de sudor sin que exista calor externo o una actividad física que lo justifique.

Un 3 por ciento de la población padece esta patología que, en muchas ocasiones, les dificulta llevar una vida social y laboral normalizada y que puede llegar a afectarles a nivel psicológico.

La técnica aplicada en estas cirugías, Simpatectomía Torácica Bilateral Superior Videoasistida, consiste en aislar el nervio que provoca el exceso de sudoración mediante la técnica del clipping. Este proceso se realiza en un tiempo aproximado de 15 minutos (unos 7-8 minutos cada lado).

Para ello, los cirujanos Gallego y González realizan dos incisiones de 3 a 5 mm en el tórax, a través de las cuales insertan una microcámara que proporciona imágenes de muy alta resolución. Posteriormente, se introduce un fino catéter y se coloca el clip en la ubicación exacta del nervio responsable de la estimulación de las glándulas. La eliminación de la producción excesiva de sudor es inmediata al finalizar intervención.

Una de las ventajas de la técnica es que no se corta el nervio como se hace en la técnica clásica lo que hace que sea reversible. El clip de titanio se puede retirar en caso de que aparezca sudoración compensatoria excesiva, es decir que el paciente comience a sudar en otra parte del cuerpo, lo que solo sucede en apenas un 3% de los casos con esta técnica.

Recientemente estos cirujanos han comenzado a realizar una técnica pionera para solucionar la sudoración compensadora excesiva en pacientes intervenidos con la técnica antigua. Los resultados iniciales son prometedores.

Para leer más