Una inmunoterapia a base de cremas tópicas puede prevenir el cáncer de piel, según un estudio

EEUU.- Una inmunoterapia a base de cremas tópicas puede prevenir el cáncer de pi
WASHINGTON UNIVERSITY
Publicado 21/03/2019 17:33:00CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una combinación de dos cremas tópicas, que ya han demostrado que eliminan las lesiones cutáneas precancerosas de la piel dañada por el sol, también reduce el riesgo de que los pacientes desarrollen posteriormente carcinoma de células escamosas de la piel, según han demostrado investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, el Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de Harvard (Estados Unidos).

La terapia combina una formulación en crema de un medicamento común de quimioterapia llamado 5-fluorouracilo con una forma sintética de vitamina D llamada calcipotriol. La terapia estándar para las lesiones cutáneas precancerosas, llamadas queratosis actínicas, es el 5-fluorouracilo tópico solo. El calcipotriol es un tratamiento estándar para la psoriasis, un trastorno autoinmunitario que causa manchas rojas y escamosas en la piel.

"Este hallazgo proporciona la primera prueba de concepto clínica de que una inmunoterapia dirigida contra los tumores premalignos puede prevenir el cáncer. Esperamos que nuestros hallazgos establezcan que el uso de lesiones premalignas como dianas terapéuticas personalizadas puede entrenar al sistema inmunológico para luchar contra la progresión hacia el cáncer", explica el autor principal del trabajo, Shawn Demehri.

Este mismo equipo de investigación ha demostrado que el calcipotriol activa las células T del sistema inmunitario, que luego atacan las células tumorales. En un ensayo clínico anterior realizado en el Centro Oncológico Siteman del Hospital Barnes-Jewish y la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, una combinación de esta inmunoterapia más quimioterapia eliminó las queratosis actínicas mejor que la quimioterapia estándar en solitario.

En su estudio, publicado en la revista 'JCI Insight', los investigadores obtuvieron datos de seguimiento de más de la mitad de los 132 pacientes en el ensayo clínico original durante un máximo de tres años después del tratamiento inicial. Encontraron que los pacientes que habían recibido la terapia combinada tenían un menor riesgo de desarrollar carcinoma de células escamosas en la piel de la cara y el cuero cabelludo que los pacientes que habían recibido terapia estándar.

De los 30 pacientes que recibieron la terapia combinada, dos (7%) desarrollaron carcinoma de células escamosas de la piel en un plazo de tres años. De 40 pacientes que recibieron terapia estándar, 11 (28%) desarrollaron carcinoma de células escamosas de la piel en el mismo periodo de tiempo. Esta diferencia fue estadísticamente significativa, de acuerdo con los responsables del trabajo.

Para leer más