Publicado 25/06/2021 17:47CET

Un informe de expertos evidencia un retraso "inaceptable" en el diagnóstico de la espondiloartritis axial

Archivo - Espalda
Archivo - Espalda - MILIUS007/PIXABAY - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Espondiloartritis Axial (ASIF) se propuso coordinar una revisión global exhaustiva basada en la evidencia de los factores que influyen en el retraso del diagnóstico actual en la axSpA y producir un informe definitivo que arrojara luz sobre estas barreras. Sus hallazgos evidencian un retraso "inaceptable" en su diagnóstico, que da una medida de años de retraso de hasta siete, según el país y el sistema sanitario.

El informe, que pretende proporcionar un recurso que, en última instancia, pueda empoderar a una serie de partes interesadas internacionales para reducir este retraso, destaca el impacto significativo que este retraso tiene en las personas y en la sociedad en general, proporcionando una base para el trabajo de promoción futuro. Se han identificado una serie de recomendaciones, cuya implementación ayudará a lograr avances tangibles en la reducción del retraso.

El informe identificó importantes puntos en común entre diferentes países y sistemas de salud que contribuyen al retraso promedio actual y que incluye escaso conocimiento de axSpA, particularmente en los servicios de atención primaria; complejidades en el diagnóstico de la enfermedad; vías de derivación mal definidas; y acceso insuficiente del paciente a reumatólogos y diagnósticos adecuados.

Estos resultados se han dado a conocer en el congreso EULAR de 2021, donde Wendy Gerhart y sus colegas informaron de que el objetivo era explorar los desafíos de diagnóstico clave en diferentes sistemas de salud e identificar oportunidades para abordarlos. Se llevaron a cabo discusiones en grupo y se pidió a los participantes que identificaran los efectos personales y sociales del retraso en el diagnóstico, las razones por las que ocurre y las iniciativas para abordar el desafío.

Junto con los testimonios de las partes interesadas clave, también se identificaron las mejores prácticas de todo el mundo. En total, 92 partes interesadas participaron en los eventos, en representación de pacientes y profesionales de la salud de 23 países de los cinco continentes.