Publicado 15/11/2021 16:36CET

Información veraz, abordaje multidisciplinar y telemedicina, claves para mejorar la calidad de la atención oncológica

Archivo - Teleconsulta.
Archivo - Teleconsulta. - PEXEL - Archivo

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La lucha por ofrecer una información veraz a los pacientes, la necesidad de un abordaje multidisciplinar y la utilización de la telemedicina son algunas de las claves para mejorar la calidad de la atención oncológica, según las principales conclusiones extraídas del 3rd Oncology Quality Care Symposium, organizado por la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología (ECO), en colaboración con la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés).

Esta tercera edición ha reunido a los principales agentes involucrados en la atención de los pacientes con cáncer (oncólogos, enfermeros, farmacéuticos, gestores, investigadores o pacientes, entre otros) y actores de gran influencia a nivel político nacional e internacional, para analizar cómo se puede mejorar el abordaje de esta patología y a qué retos se enfrenta la especialidad.

El presidente de la Fundación ECO, Rafael López, ha comenzado poniendo de manifiesto la esencialidad de la lucha por la calidad y la excelencia de la Oncología, con la pretensión de que todo el personal asistencial oncológico sea partícipe de este proceso, comenzando de abajo hacia arriba.

"Tenemos que intentar eliminar el cáncer o, al menos, evitar que aumente el sufrimiento de la sociedad. Para ello, la inversión, la investigación y la gestión permitirán revertir todo lo que el cáncer está produciendo. Las autoridades españolas y europeas tienen que desarrollar iniciativas para luchar contra las consecuencias del cáncer sobre la sociedad", ha afirmado.

La directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, ha destacado como un aspecto prioritario la capacidad de conseguir homogeneizar, bajo el principio de equidad y de calidad, la atención integrada que requieren los pacientes oncológicos sin interrumpir la continuidad asistencial, basándose en la mejor evidencia disponible, así como en la información, formación y participación de los pacientes y sus familias.

En este sentido, el director de Relaciones Institucionales de la Fundación ECO, Vicente Guillem, ha destacado el carácter esencial de la concienciación de la ciudadanía, con la ayuda de la transmisión de datos reales y veraces que evidencien la situación actual del cáncer. La europarlamentaria Dolors Montserrat también ha manifestado la importancia de luchar contra la desinformación de la sociedad, mediante la veracidad, con recursos y a través de todos los canales donde puedan estar los pacientes.

En línea con todo lo anterior, el presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Ramón Reyes, ha recalcado que el paciente debe ser siempre lo primero: "En España hay recursos no empleados, pero no existen los canales oportunos para que los pacientes lleguen a ellos. La información es clave en este contexto".

Por su parte, el director de Programas Científicos de la Fundación ECO, Carlos Camps, ha afirmado que asegurar que la atención oncológica se desarrolla "de la mejor manera posible" repercute e impacta de forma directa sobre la ratio de supervivencia de los pacientes.

En esta línea, ha añadido que los acuerdos entre la Fundación ECO y ASCO, con el objetivo de trabajar conjuntamente en la valoración de los criterios de calidad de los servicios de oncología españoles y poder acreditarles con los estándares norteamericanos, representan la manera más adecuada para garantizar el máximo beneficio en supervivencia a los pacientes que acuden a los servicios oncológicos.

ABORDAJE MULTIDISCIPLINAR

En la mejora de la calidad asistencial de los pacientes también resulta determinante la coordinación entre los principales agentes que participan en el diagnóstico, tratamiento y acompañamiento del paciente. El doctor Juan Antonio Virizuela, oncólogo médico del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen Macarena (Sevilla), ha recalcado que el tratamiento es un trabajo en equipo donde es esencial la colaboración multidisciplinar, para asegurar y garantizar la supervivencia de los pacientes oncológicos.

Por su parte, el vicepresidente III del Consejo General de Enfermería, José Luis Cobos Serrano, ha evidenciado la importancia de la participación de la enfermera oncológica en las sesiones clínicas. La enfermera ha de jugar un rol fundamental dentro del equipo multidisciplinar, pues su participación es un apoyo clave.

LA TELEMEDICINA LLEGA PARA QUEDARSE

La pandemia provocada por el SARS-CoV-2 ha obligado a que la Sanidad se adapte, sobre la marcha, a un modelo de asistencia telemática. El doctor Arif Kamal, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke (EEUU), ha asegurado que la telemedicina ha llegado para quedarse, aunque no con una implicación tan protagonista como durante la pandemia.

También ha apuntado que las consultas virtuales han de estar centradas en el paciente, así como que los esfuerzos en telemedicina deben ir dirigidos hacia las consultas integrales, que no descuiden ningún aspecto.

Sin embargo, Ana López, del Foro Español de Pacientes (FEP), ha reconocido la aportación de la telemedicina, aunque añade que, por las limitaciones propias de la idiosincrasia de este modelo de atención virtual, reduce la capacidad de realizar diagnósticos rápidos gracias a la exploración clínica.

En la misma línea, la presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán, ha expuesto la necesidad actual de trabajar para que el paciente oncológico sea atendido, al menos, como antes de la pandemia.

Contador