Publicado 16/12/2021 15:14

Las infecciones fúngicas invasivas suponen una grave complicación en el abordaje y tratamiento de pacientes

Archivo - Laboratorio. Probeta
Archivo - Laboratorio. Probeta - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / PATTONMANIA/ENAC

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El incremento del número de pacientes con diferentes grados de inmunosupresión ha conducido a un aumento de la frecuencia en el desarrollo de infecciones oportunistas como son las fúngicas. Estas enfermedades suponen en la actualidad una grave complicación en el abordaje y tratamiento de los pacientes que las padecen, siendo la aspergilosis invasiva, una de las infecciones más frecuentes entre los pacientes ingresados en UCI.

Esta ha sido una de las principales conclusiones del proyecto RED IFI, un foro de debate internacional puesto en marcha por Gilead Sciences, con el objetivo derealizar una revisión multidisciplinar de la infección fúngica invasiva (IFI) y mejorar el abordaje de todos los pacientes de riesgo.

El proyecto, que cuenta con la participación de expertos de renombre de España y Latinoamérica en el campo de estas infecciones severas, persigue ampliar el conocimiento de los profesionales sanitarios para mejorar la atención, el diagnóstico y tratamiento de las personas infectadas.

Para la doctora Isabel Ruiz, médico del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Vall d'Hebron y coordinadora de las jornadas celebradas en el marco de este proyecto, "la infección fúngica existe, no va a desaparecer y es primordial estar preparados y formados para poder reducir el riesgo de quienes las padecen.

"Los pacientes cada vez viven más por las terapias administradas para el tratamiento de su enfermedad de base y algunos de estos tratamientos, afectan a su inmunidad, lo que favorece la aparición de estas infecciones", ha añadido.

Durante estas jornadas, se ha debatido sobre cómo buscar puntos comunes en el abordaje de estas patologías y mejorar las estrategias y conocer nuevas técnicas para el manejo de estas enfermedades. Así, se han señalado las dificultades emergentes en el manejo de las complicaciones infecciosas y la importancia de un enfoque multidisciplinar para lograr un abordaje óptimo de estos pacientes.

"Todavía hay muchos centros que no cuentan con equipos multidisciplinares para atender a estos pacientes. Contar con profesionales especializados en diferentes áreas es primordial si queremos conseguir prevenir, diagnosticar y tratar de forma temprana las IFI y, reducir así, las cifras de mortalidad que tenemos ahora", ha alertado la doctora.

Hace una década estas infecciones estaban ligadas principalmente al paciente hematológico o con trasplante de órgano sólido, pero la realidad hoy es muy diferente. Pueden presentarse en pacientes que pueden tener un menor grado de inmunosupresión, pacientes con tratamientos dirigidos como los oncológicos o en otros con alteraciones estructurales del pulmón como pueden ser los bronquíticos crónicos. Además, las infecciones fúngicas aparecen también en casos más cotidianos como lo pueden ser los pacientes que toman tratamiento con corticoides o infecciones provocadas por una gripe y, últimamente por la COVID.