El impacto de la infección del sitio quirúrgico afecta al paciente y al sistema sanitario

Publicado 15/01/2020 14:13:47CET
Cirugía
Cirugía - PIXABAY - Archivo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

Entre un 5 y un 6 por ciento de los pacientes sometidos a una operación sufre una infección del sitio quirúrgico, lo que tiene un impacto "demoledor" en términos de complicaciones asociadas y costes sanitarios directos e indirectos para la Sanidad, según advierte el coordinador de la Unidad de Pared Abdominal y Urgencias Quirúrgicas del H. U. Bellvitge de Barcelona, Zoilo Madrazo.

Así, la infección de sitio quirúrgico incrementa la estancia hospitalaria del paciente una media de 10 días y, además, genera "un coste adicional hospitalario de aproximadamente 10.000 euros", ha detallado el especialista.

En esta línea, ha expresado que el papel del cirujano a la hora de abordar el cierre quirúrgico influye "de manera crítica" en la prevención de estre tipo de infecciones. "Cada vez más, tenemos que asumir nuestra responsabilidad en la prevención activa de estas complicaciones, ya que actualmente disponemos de herramientas eficaces para reducir el riesgo de infección, avaladas por evidencia científica sólida", ha recalcado Madrazo.

Por su parte, el coordinador de la Unidad de Cirugía de Urgencias y Pared Abdominal del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, Luis Tallón, ha explicado que, aunque hay determinantes propios del paciente sobre los que no se puede intervenir, sí que se puede prevenir la aparición de los determinantes inherentes al proceso quirúrgico. Algunas premisas básicas en este sentido son "una profilaxis antibiótica adecuada, una correcta preparación de la herida y una buena técnica de cierre", ha destacado.

Además, ha añadido que los profesionales de la cirugía deben estar "concienciados" sobre el papel que cumplen las suturas en la optimización del cierre de heridas quirúrgicas. "En ocasiones, estamos más preocupados por otro tipo de complicaciones más graves, pero menos frecuentes. Por ello, es necesario recordar la importancia de este problema, las inconveniencias que ocasiona en el paciente y la necesidad de poner toda nuestra atención con el objeto de reducir su incidencia", ha concluido Tallón.

Por ello, ambos afirman que el tipo de sutura empleada (composición, recubrimiento, estructura tridimensional y aguja) y su correcto uso y manejo se vuelven "factores claves" a la hora de conseguir unos óptimos resultados quirúrgicos.

Los dos especialistas coinciden en la eficacia de las suturas recubiertas con un antiséptico de amplio espectro. Por otro lado, las suturas barbadas, especialmente las adecuadas para áreas de elevada tensión como la fascia, suponen una "prometedora" innovación tecnológica que puede "implicar un cambio importante" para la práctica clínica diaria. "En la cirugía laparoscópica ya han supuesto una democratización, ya que facilitan la realización de una sutura laparoscópica y disminuyen la curva de aprendizaje", ha concluido Tallón.

Contador