Actualizado 14/05/2020 13:29:59 +00:00 CET

Illa sobre la inmunidad de grupo del Covid-19: "No hay ni la va a haber"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su séptima comparecencia ante la Comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados para informar de la evolución de la pandemia del coronavirus. En Madrid, (España), a 7 de mayo de 2020.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su séptima comparecencia ante la Comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados para informar de la evolución de la pandemia del coronavirus. En Madrid, (España), a 7 de mayo de 2020. - Congreso de los Diputados

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que España no cuenta todavía con inmunidad de grupo por el Covid-19, algo para lo que se necesitaría que alrededor del 60-70 por ciento de la población ya hubiera pasado la enfermedad, por lo que ha llamado a "continuar siendo prudentes", siguiendo las medidas de higiene personal y guardando la distancia de al menos un metro. "No hay inmunidad de grupo ni la va a haber", ha argumentado, insistiendo en que superar el 60 por ciento "no se va a producir".

Durante su comparecencia semanal en la Comisión de Sanidad del Congreso, en la que los diputados han guardado dos minutos de silencio en honor a los fallecidos, Illa ha comentado los resultados del estudio de seroprevalencia presentado este miércoles, que ha revelado que apenas el 5 por ciento de la población española, alrededor de dos millones de personas, ha desarrollado anticuerpos frente al virus, es decir, ha combatido con éxito la enfermedad.

Ante estos resultados, que el ministro ha recordado que son "preliminares", ha comentado que la prevalencia del Covid-19 es "baja" por lo que no existe la conocida como inmunidad de rebaño, lo que obliga a "continuar siendo prudentes". "Nunca dije que hubiera inmunidad de rebaño. Los técnicos me dijeron desde el principio que en los estudio sobre gripe la inmunidad de grupo se sitúa en torno a 10 y 15 por ciento. Era muy difícil que el coronavirus diera cifras más altas. Por eso venimos hablando de nueva normalidad, porque no hay inmunidad de grupo ni vacuna. Por eso no debemos basar nuestra estrategia en una inmunidad de grupo que no se va a producir", ha resaltado.

Según Illa, los datos también muestran que "las medidas puestas en marcha tuvieron el efecto buscado" y han frenado los contagios. "La heterogeneidad de la seroprevalencia en las comunidades autónomas sustenta el modelo asimétrico para la vuelta a la normalidad", ha justificado a continuación. A su juicio, el estudio "corrobora las hipótesis" sobre las que ha trabajado el Gobierno en el plan de transición, en el sentido de que sea "asimétrica y flexible".

Para Illa, este estudio supone "una radiografía muy valiosa para conocer mejor la evolución del virus y contar con evidencia científica suficiente". "Es un estudio muy sólido y representativo por su magnitud. Es exhaustivo, y no de los estudios a nivel internacional con mayor representatividad a nivel poblacional en un país completo", ha reivindicado.

"No conozco otro estudio de estas características. Hay estudios de seroprevalencia para ciertos colectivos pero no poblacional que permita hacer una fotografía de un país con una afectación tan importante como España. Quizá el más similar sea uno con 27.000 personas en República Checa, que ha dado un índice del 0,4 por ciento. Nuestro estudio está en línea con los de otros países. En Lombardía una muestra amplia ha dado un 10 por ciento de anticuerpos y en Madrid tenemos un 11 por ciento, es comparable", ha añadido.

La diputada 'popular' Cuca Gamarra ha lamentado que el estudio de seroprevalencia llegue "tarde" y haya permitido que España registre desde hace meses "las cifras más tristes" del Covid-19 "en todo el mundo", y ha pedido a Illa que, ahora que tiene nueva información, "no persevere en los mismos errores".

"DEBEMOS CONSERVAR LA PRUDENCIA"

Con respecto a los datos de este jueves, el ministro ha resaltado, pese al pequeño repunte observado hoy, que "se observa una tendencia descendente sostenida durante las últimas ocho semanas, pasando del 20 por ciento de incremento diario de casos al 0,2", algo de lo que ha responsabilizado al "esfuerzo" de la ciudadanía española desde el decreto de estado de alarma, que fijó unas estrictas restricciones de movilidad.

"Hemos pasado de 900 fallecidos al día a finales de marzo a menos de 200 en los últimos días. Esta tendencia nos indica que vamos en la dirección correcta. Más del 50 por ciento de los contagiados ya se han curado. Estos datos nos dicen que el esfuerzo realizado ha tenido sus efectos", ha destacado, señalando que no se ha visto ningún efecto negativo sobre la epidemia ni de la vuelta tras el permiso retribuido de Semana Santa ni en las medidas de alivio de las últimas semanas.

"Vamos por el buen camino pero debemos conservar la prudencia y estar a alerta, porque aún quedan momentos difíciles", ha puntualizado, insistiendo en que haber "dejado atrás" los momentos más duros de la epidemia no pueden hacer olvidar que "la prioridad debe seguir siendo la salud". "No podemos bajar la guardia", ha insistido.

El ministro ha defendido que "gracias al esfuerzo de todos y a las medidas tomadas" se han ido cumpliendo los objetivos semanales en la lucha contra el Covid-19, por lo que ha reclamado no tirar por la borda este sacrificio. "Todo lo avanzado habrá servido de bien poco si no continuamos extremando más que nunca la responsabilidad. El virus puede sobrevivir fuera de los organismos vivos y todavía hay muchos aspectos que desconocemos", ha proclamado, insistiendo en pedir a los ciudadanos "la misma responsabilidad que durante la etapa de confinamiento".

Contador