Actualizado 07/10/2014 7:25:06 +00:00 CET

El IDIS aplaude la propuesta del Gobierno de Cantabria de deducir un 5% de la cuota de seguros médicos

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) se felicita por la propuesta del Gobierno de Cantabria de realizar una deducción autonómica del 5 por ciento de las cantidades abonadas anualmente en concepto de cuotas de seguros médicos o mutualidades de carácter no obligatorio, ya que incentiva a los ciudadanos a contratar un seguro al tiempo que disminuye la presión asistencial sobre la sanidad pública.

La medida, que podría permitir deducir hasta un máximo de 200 euros en tributación normal y 300 en tributación conjunta, merece su "apoyo y reconocimiento", ya que va en la línea de la petición realizada por esta entidad al Gobierno, con el objetivo de dinamizar el mercado interno y descargar al sector sanitario público, puesto que contribuiría a disminuir y aliviar las listas de espera y descargar de gastos a la sanidad pública.

"El apoyo del sector sanitario privado es fundamental para contribuir a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, ya que libera de recursos y gastos a la sanidad pública por medio de la financiación de los ciudadanos a través de las entidades aseguradoras", por ello, aplaude cualquier medida encaminada a lograr un sistema sanitario sostenible sin impactar en los derechos de los pacientes.

Por otro lado, "como principal institución que representa a la sanidad privada española", reitera que la contratación de un seguro de salud por parte de los ciudadanos es una iniciativa que debería bonificarse fiscalmente debido al ahorro que supone para el sistema sanitario público.

Por ese motivo, ha desarrollado su campaña a favor de la desgravación fiscal sanitaria en la que propone esta iniciativa, con una desgravación del 15% para rentas inferiores a 30.000 euros.

"Esta desgravación constituiría un incentivo para los ciudadanos; se calcula que el número de asegurados podría crecer un 15%, lo cual equivaldría a que aproximadamente un millón de personas salga, de manera total o parcial, del sistema público generando una descarga anual de entre 569 y 1.174 euros per cápita", expone.