Actualizado 07/01/2022 15:18 CET

Identifican un posible nuevo tratamiento para la esquistosomiasis

Archivo - Estos gusanos viven en la sangre de su huésped donde ponen huevos que causan daño tisular.
Archivo - Estos gusanos viven en la sangre de su huésped donde ponen huevos que causan daño tisular. - JUST BUGS - Archivo

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Texas (Estados Unidos) y la Escuela de Medicina de Wisconsin (MCW)han identificado una proteína, dentro de los gusanos que causan la infección de esquistosomiasis, capaz de eliminarlos con la ayuda del fármaco praziquantel.

El estudio, que se ha publicado en la revista 'Science Translational Medicine', se ha centrado en mejorar el tratamiento de la esquistosomiasis, una enfermedad causada por una infección con gusanos parásitos conocidos como esquistosomas que viven en la sangre de su huésped donde ponen huevos que causan daño tisular.

Esta enfermedad ha contado, desde 1980, con el fármaco 'praziquantel', pero, según los científicos, no se ha comprendido cómo funciona, lo que ha sido un obstáculo para el diseño de nuevas terapias tanto para la esquistosomiasis como para otras enfermedades causadas por gusanos planos parásitos.

De esta manera, los investigadores han demostrado que dicho fármaco se une con alta especificidad a un tipo de canal iónico, conocido como canal de potencial receptor transitorio (TRP). La activación de este canal de TRP del gusano por el praziquantel provoca una rápida parálisis y daño al parásito provocando la eliminación de los gusanos del cuerpo.

"Tener una comprensión detallada de cómo este fármaco se relaciona con este objetivo a nivel molecular ofrece nuevas oportunidades para el desarrollo de fármacos para ayudar a combatir esta enfermedad debilitante de los niños", ha comentado el coautor de la investigación, Lukas Friedrich.

Esta investigación ha resuelto por qué algunos gusanos parásitos muestran una insensibilidad natural al praziquantel, mientras que otros son muy sensibles a este fármaco. "Una pequeña variación en este bolsillo de unión impide que el praziquantel funcione. Demostramos que tal variación ocurre naturalmente en un tipo de gusano plano parásito que causa enfermedades al ganado y esto también puede ocurrir en la esquistosomiasis, lo que genera preocupación de que el prazicuantel pueda dejar de funcionar en la clínica", ha manifestado el primer autor del estudio, Sang-Kyu Park.

En este sentido, el grupo de Texas Biomed ha estudiado una población de gusanos que mostraba resistencia a la exposición al praziquantel, aplicando análisis genéticos de última generación para identificar regiones dentro del genoma del gusano que sustentaban esta insensibilidad al tratamiento farmacológico.

"Tenemos dos artículos independientes que utilizan métodos completamente diferentes que llegan a las mismas conclusiones exactas. Comprender el mecanismo de acción del praziquantel ayudará a catalizar nuevas investigaciones que respaldarán los programas de control y eliminación de la esquistosomiasis en todo el mundo. Este es un avance importante", ha concluido el investigador Thomas Spangenberg.

Contador