Publicado 14/07/2020 12:51:35 +02:00CET

Hospitales públicos de Madrid lanzan un estudio para analizar las secuelas del Covid-19 en los pacientes

Imagen de recurso del coronavirus.
Imagen de recurso del coronavirus. - NARVIKK - Archivo

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Hospitales públicos de Madrid, 17 en total, han puesto en marcha un importante estudio para analizar el impacto a largo plazo del Covid-19 sobre el estado nutricional, la fuerza y la masa muscular, la calidad de vida y el estado funcional.

El trabajo, que incluye a más de 200 pacientes que han requerido ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos de la Comunidad de Madrid, está impulsado por la sociedad de endocrinología, nutrición y diabetes de la comunidad de Madrid (Sendimad) y con el apoyo de Nutricia, la división de nutrición especializada de Danone.

Adicionalmente, la investigación pretende analizar el uso de recursos sanitarios de estos pacientes en los 12 meses siguientes al alta hospitalaria. La duración prevista es de un año y permitirá evaluar el estado nutricional de 207 pacientes infectados por el SARS-CoV-2 que necesitaron un ingreso en UCI entre el 1 de marzo y 30 de junio 2020.

Madrid ha sido una de las comunidades más afectadas por la pandemia de coronavirus a nivel global. Este impacto ha tenido su mayor reflejo en los hospitales de la comunidad, donde se ha confirmado la gran afectación que la Covid-19 tiene sobre los pacientes ingresados, la cual va más allá de la afectación pulmonar. En los pasados meses se ha observado que un 75 por ciento de los pacientes presentan riesgo nutricional.

Los hospitales involucrados en el proyecto de investigación son: el Hospital Universitario de la Paz, el Hospital 12 de Octubre, el Hospital Clínico San Carlos, el Hospital de la Princesa, el Hospital Universitario Puerta de Hierro, el Hospital Universitario Gregorio Marañón, el Hospital Universitario Infanta Sofía, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, el Hospital Universitario de Torrejón, el Hospital Universitario de Fuenlabrada, el Hospital Universitario Príncipe de Asturias, el Hospital Universitario de Móstoles, el Hospital Severo Ochoa, la Fundación Hospital Alcorcón, el Hospital Universitario de Getafe, el Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro y el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

"La enfermedad Covid-19 tiene gran presencia en Madrid, que es la comunidad autónoma con más contagiados en España. Somos conscientes de la situación asistencial tan complicada en esta zona y, por este motivo, colaboramos con la comunidad médica y científica para desarrollar estudios que permitan profundizar en las secuelas de esta pandemia en los pacientes", ha comentado la directora general de Danone Specialized Nutrition, Patricia Oliva.

A juicio de los investigadores, esta investigación permitirá poner en valor la necesidad de trabajar sobre la esfera nutricional de estos pacientes, ahora centrada en la sintomatología respiratoria y vascular, y optimizar así la funcionalidad de la misma.

"Además, esperamos poder activar también el interés de la Administración pública, poniendo en valor el papel de las Unidades de Nutrición Clínica y Dietética que velan íntegramente por la salud nutricional de nuestros pacientes en cualquier situación clínica y trabajan incansablemente en Unidades Funcionales interactuando con otros servicios, como rehabilitación, para el cuidado de la recuperación muscular y funcional de estos y tantos pacientes que lo necesitan", ha añadido la doctora del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), Julia Álvarez.

ASPECTOS QUE FAVORECEN LA DESNUTRICIÓN

Ante este escenario, apostilla la coordinadora del Grupo de Nutrición de la Sendimad, Emilia Cancer, el estudio va a permitir, no solo conocer el estado nutricional y funcional o la calidad de vida de los pacientes que han precisado ingreso en UCI, sino definir aspectos condicionantes de una mayor desnutrición y determinar el impacto de los factores nutricionales en su evolución.

"Además, nos puede ayudar a establecer herramientas que nos permitan mejorar la atención nutricional y, con ella, la recuperación tanto clínica, como funcional de nuestros pacientes. Con esta iniciativa pretendemos aportar información que permita elaborar guías de actuación nutricional más específicas para los pacientes con infección por Covid-19, que en algunos casos puede tener un impacto muy severo en su estado nutricional y capacidad funcional", ha añadido.

La experiencia clínica acumulada en los últimos meses demuestra que la desnutrición está muy presente en los pacientes que han padecido el coronavirus y encuentra su origen en distintas causas. En primer lugar, la Covid-19 y los tratamientos para paliarla producen, tanto alteraciones en el gusto y olfato, como síntomas digestivos que conducen a una disminución de la ingesta y a la pérdida de peso.

A ello hay que añadirle que la inflamación generada por la propia enfermedad favorece la pérdida de masa muscular y de peso. Por último, hay que tener en cuenta la situación de aislamiento a la que se enfrentan los pacientes, la cual favorece que el paciente ingiera menos alimentos.

Los facultativos ha comentado que los pacientes con una mayor carga de desnutrición han tenido un peor pronóstico de la enfermedad. Incluso, en aquellas personas sin patologías previas que ingresaron en UCI o en planta durante un tiempo prolongado, se ha visto que la situación de ingreso ha favorecido que tengan desnutrición relacionada con la enfermedad y pérdida de masa muscular (sarcopenia).

"La mayoría de los pacientes ingresados en UCI con Covid-19 presentaban riesgo nutricional. Son pacientes con escasa comorbilidad y con un claro perfil metabólico. La mayoría tenían sobrepeso u obesidad, HTA, dislipemia y, en menor medida, diabetes. La desnutrición relacionada con la enfermedad va a influir de forma negativa en la recuperación de estos pacientes, disminuyendo su capacidad funcional, fuerza muscular y calidad de vida. Además, es de prever que aumentará el gasto en utilización de recursos sanitarios, respecto a las personas sin desnutrición", ha argumentado la médico adjunto de la Unidad de Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Cristina de la Cuerda.

Ante la situación de riesgo nutricional a la que se enfrentan los pacientes Covid-19, los especialistas han resaltado que hay que cuidar la alimentación, si es posible mediante una dieta oral bien balanceada con una adecuada ingesta proteica. En muchos casos es necesario la implantación suplementación nutricional durante unos meses tras el alta.

Adicionalmente, han subrayado la necesidad de vigilar la presencia de disfagia, que puede ocurrir hasta en un 50 por ciento de los casos, y diseñar un programa adecuado de rehabilitación muscular y funcional con ejercicios guiados por especialistas en este campo.

CONOCER LA PREVALENCIA DE DISFAGIA OROFARÍNGEA

Nutricia, en su compromiso con la investigación clínica de la mano de especialistas, anunció hace unos días su participación en otro estudio junto con el Hospital de Mataró, cuyo principal objetivo es el de conocer la prevalencia de disfagia orofaríngea (DO), de riesgo nutricional, así como las necesidades de tratamiento compensatorio y de las complicaciones a los 3 y 6 meses de seguimiento de los pacientes ingresados por COVID-19 en un Hospital General.

Contará con una muestra de más de 200 pacientes post Covid-19. Además, el estudio pretende evaluar si los pacientes con disfagia y riesgo nutricional tienen peor pronóstico que aquellos sin estas condiciones. En total, la compañía va a colaborar en tres proyectos de investigación en España a lo largo de 2020 para ayudar a la recuperación de los pacientes con Covid-19. Esta iniciativa se va a desarrollar en 28 hospitales de diferentes zonas geográficas y va a involucrar a alrededor de 500 pacientes infectados por SARS-CoV-2.

Contador