Hospitales madrileños y sus áreas de AP lanzan una red cardiovascular para mejorar la atención cardiovascular

Publicado 03/07/2019 17:16:11CET
Ponentes y organizadores
Ponentes y organizadoresFIC

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos de Madrid junto a los servicios de Cardiología del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá, del Hospital Universitario Severo Ochoa de Leganés y del Hospital Universitario de Fuenlabrada, así como los 43 centros de Salud de cada una de estas áreas, el SUMMA 112 y los diferentes ayuntamientos de las localidades participantes, han puesto en marcha red cardiovascular para mejorar la atención cardiovascular.

Se trata del proyecto 'CardioRed 1 Corazón a Corazón', presentado durante el ciclo 'Desayunos con expertos', organizado por la Fundación Casaverde y la Fundación Economía y Salud, en colaboración con Merz, y que tiene como objetivo para dar asistencia a los pacientes de una manera coordinada y eficiente entre todos los hospitales de la red.

En total, la red suma más de 2.000 camas de hospitalización instaladas, 69 camas de UVI y más de cien profesionales entre cardiólogos, cirujanos, médicos de familia y servicios de urgencias junto a otros especialistas, profesionales de enfermería y médicos residentes con capacidad para atender cualquier tipo de patología cardiológica simple o compleja.

Este sistema integrado facilita el aprovechamiento de recursos tanto humanos, como tecnológicos y de conocimiento, así como permite evitar la duplicidad de procedimientos. Todo esto favorece una disminución de los costes al tiempo que asegura una atención de mayor calidad, incidiendo directamente en la satisfacción de los pacientes. Más de un millón de habitantes se están beneficiando de la iniciativa.

El Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid (SUMMA 112), participa en este proyecto asistencial coordinando el traslado de los pacientes complejos al hospital de referencia (Hospital Clínico San Carlos). Cuando los pacientes no revisten de dicha gravedad son los equipos médicos los que se trasladan evitando desplazamientos a los enfermos.

Siguiendo la nueva tendencia en otros países, el proyecto pretende asumir un papel creciente en la salud poblacional, añadiendo a su gestión una participación activa en la prevención cardiovascular de esta población de referencia en Madrid. El objetivo fundamental es lograr un cambio significativo y duradero en los hospitales mencionados y en la población que atienden, así como disminuir la variabilidad clínica en el diagnóstico y tratamiento de la patología cardiovascular.

Además, se quiere favorecer el conocimiento de los centros por parte de los pacientes de forma que se puedan dirigir a la entidad que mejor pueda atenderles y establecer una trayectoria específica para ellos. El proyecto también ha contado con el apoyo de la Fundación Interhospitalaria para la Investigación Cardiovascular (FIC) y de la Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital Clínico San Carlos.

"La integración, coordinación y trabajo en equipo resultan imprescindibles para llegar al éxito en la atención integral en cardiología. Resulta fundamental que seamos capaces de fomentar iniciativas que nos permitan adaptarnos a las necesidades del paciente del siglo XXI, al tiempo que mejoramos los procesos, el diagnóstico y tratamiento", ha dicho en la inauguración del encuentro el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

EDUCAR DESDE LA INFANCIA

Por otra parte, durante el encuentro el director del Instituto Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos, ha insistido en la importancia de educar desde la infancia en hábitos de vida saludables.

"Todos tenemos que tener acceso a los mismos resultados para que incidan en la información del paciente. Tenemos que convencer a las personas de su corresponsabilidad como pacientes y para ello es fundamental la educación en salud desde la infancia", ha dicho.

Por su parte, el director médico del Hospital Clínico San Carlos, Julio Mayol Martínez, ha recordado que el sistema sanitario se ha construido en silos y que ahora se requiere pensar de otra manera y poner al paciente delante. "Lo difícil es como conectar los recursos, cómo convencemos a los que nos valoran midiendo el resultado final y teniendo en cuenta que el tiempo es el valor más importante para todos: profesionales y pacientes", ha dicho.

Por ello, Mayol Martínez ha abogado por cambiar la forma de pensar y ser una "sanidad líquida alrededor del sistema" en la que se sepa poner los recursos "dónde y cómo se necesitan". Al mismo tiempo, la experta en Gestión Sanitaria, Calidad e Innovación y miembro del Comité Científico de la Fundación Economía y Salud, Paloma Casado Durández, ha destacado la importancia de la innovación organizativa y de poner en valor las cualidades humanas para el mejor funcionamiento del sistema".

"Uno de los valores más importantes del programa 'Cardio Red 1' es partir de las necesidades reales de los pacientes, lo que asegura un incremento de su salud y calidad de vida, junto con una aplicación costo-eficiente al generar un retorno superior al gasto", ha zanjado el presidente de la Fundación Economía y Salud y la Fundación Casaverde, Alberto Giménez Artes.

Contador