Publicado 07/06/2021 10:58CET

El Hospital Vithas La Milagrosa de Madrid devuelve parte de la funcionalidad de las manos de un joven con tetraplejia

El Hospital Vithas La Milagrosa de Madrid devuelve la funcionalidad de las manos de un joven con tetraplejia
El Hospital Vithas La Milagrosa de Madrid devuelve la funcionalidad de las manos de un joven con tetraplejia - VITHAS

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cirujano Francisco Piñal ha realizado una operación en el Hospital Vithas La Milagrosa de Madrid para devolverle a Germán, un joven de 20 años con tetraplejia, parte de la funcionalidad de sus manos.

A raíz de una mala zambullida en el mar, Germán se lesionó la médula espinal y perdió la completa movilidad de sus manos y piernas. Tras el accidente, es una persona totalmente dependiente de los cuidados de su madre, quien se encarga de alimentarlo, vestirlo y asistirlo en todo aquello que necesite durante su día a día.

Tal y como explica el doctor Francisco Piñal, las posibilidades de mejoría de Germán radican en que, pese a su alto nivel de parálisis, aún conserva el control de sus bíceps. El problema es que esta capacidad residual no sirve de nada si no puede mover las manos. La operación realizada por el doctor Piñal busca precisamente trasplantar los nervios intactos del bíceps a su mano, de forma que sea otra vez capaz de manipular una cuchara o un peine, por ejemplo.

"Lo que hemos aprovechado son nervios que van a unos músculos que tienen información doble. Quitamos la mitad de la información para coger ese cable, el nervio, y conectárselo a otros que a su vez van a músculos que ahora mismo no tienen ninguna señal", explica el cirujano. Según detalla, la intervención busca "engañar" a esos nervios para que cumplan otra función y así superar la falta de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo, en este caso la mano.

El accidente de Germán ocurrió el 18 de julio de 2020, cuando aún tenía 19 años. Según relata su madre Nieves, la familia buscó posibles soluciones a su tetraplejia desde prácticamente el minuto cero. "Contactamos con el doctor Piñal a la semana de suceder el accidente. Confíamos mucho en Dios y sabíamos que de alguna manera nos iba a poner a alguien en el camino para podernos ayudar. Y así fue", puntualiza Nieves.

Su familia espera que, gracias a la operación, Germán pueda ser un poco más independiente. "Pide poder hacer por sí mismo lo esencial en la vida, como coger un vaso o ir al aseo. Ahora mismo está atrapado en su cuerpo", explica su madre.

El doctor Francisco Piñal recuerda que hoy en día la lesión en la médula es irreversible. "Lo que sí es mejorable es la función de la mano, que es a lo que me dedico. Hay que analizar los casos y ver cuáles son susceptibles de mejoría y cuáles no", aclara.

Como indica, Germán será capaz de recuperar parte de la movilidad de sus manos, pero llevará un tiempo. "A partir del sexto mes desde la intervención podemos esperar resultados. Que serán más evidentes a partir del año o año y medio. Se pueden hacer otras operaciones para la mejoría de esa función, para perfeccionar lo que hemos conseguido", asevera el cirujano.