Publicado 09/05/2022 13:35

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla realiza el tratamiento percutáneo de la válvula tricúspide que es menos invasivo

Ecografía de GE Healthcare en cardiología
Ecografía de GE Healthcare en cardiología - GE HEALTHCARE

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla pone en marcha el tratamiento percutáneo de la válvula tricúspide que permite tratar de manera menos invasiva, mediante reparación con catéter, a los pacientes que con insuficiencia tricúspide severa. La insuficiencia tricúspide es un defecto en el cierre de la válvula que separa la aurícula del ventrículo derechos. Cuando esta insuficiencia es severa, se asocia a insuficiencia cardíaca y a una elevada morbilidad y mortalidad.

Hasta la introducción de esta terapia, a estos pacientes solo podía ofrecérseles el recambio de la válvula por una prótesis mediante cirugía cardíaca, que en muchos casos se desestimaba por el elevado riesgo quirúrgico, ya sea por edad, enfermedades concomitantes o cirugía cardíaca previa.

Este procedimiento percutáneo, que en los últimos años ya se realizaba para la válvula mitral, consiste en poner uno o más clips, que pinzan los velos tricúspides en la zona donde de la válvula presenta el defecto en el cierre. Esto se realiza mediante cateterismo, a través de una punción venosa en la ingle, evitando la cirugía cardíaca abierta. La intervención es guiada mediante ecocardiograma transesofágico, que es la técnica que permite visualizar con precisión la válvula para conducir e implantar el dispositivo en el lugar y posición precisos.

Este es de los primeros procedimientos de clip tricúspide que se realizan en Andalucía, y el primero que se lleva a cabo en un paciente trasplantado cardiaco. De acuerdo con el doctor José Diaz Fernández, jefe de servicio y cardiólogo intervencionista del Hospital Virgen del Rocío, "haber comenzado con este procedimiento en la válvula tricúspide es fruto de la colaboración entre diferentes unidades de cardiología y otros servicios del hospital como la unidad de imagen, hemodinámica, anestesia, intensivo, entre otras".

Según sus palabras, "el dispositivo se introduce con catéter a través de una punción venosa en la ingle. Esta menor agresividad en comparación con la cirugía cardíaca permite una recuperación mucho más rápida y una estancia hospitalaria más breve. Además, muchos de los pacientes con insuficiencia tricúspide ya tienen una cirugía cardíaca previa en otra válvula, edad avanzada o enfermedades en otros órganos y la cirugía les supone un riesgo alto, por lo que esta nueva terapia abre un horizonte muy prometedor para todos estos pacientes", apunta.

Por su parte, el doctor José López Haldón, coordinador de la unidad de imagen del servicio de cardiología del hospital Virgen del Rocío, manifiesta que "este procedimiento se ha beneficiado de la innovación en el diseño de materiales que se usan para implantar en la válvula (clips) y también en la ecocardiografía. En definitiva, de la convergencia de innovación en estas dos disciplinas. El desarrollo tecnológico de la ecocardiografía permite disponer de imágenes en 3D y en múltiples planos en tiempo real, con alta resolución, un avance que ha sido clave para esta terapia".

El uso de la ecografía de GE Healthcare en cardiología intervencionista facilita el procedimiento en intervenciones complejas. Para la doctora Laura Sanchis, cardióloga especialista en ecocardiografía intervencionista del Hospital Clinic de Barcelona, quien fue invitada a esta primera intervención tricúspide del Virgen del Rocío, "este es un trabajo en equipo que exige una gran especialización, tanto de los intervencionistas que manejan los catéteres, como del especialista de imagen quien realiza la guía de la intervención mediante ecocardiografía, ya que los velos no son visibles con la fluoroscopia".

"El éxito del procedimiento dependerá de que las dos partes del equipo sean capaces de comunicarse adecuadamente. El tratamiento percutáneo de la válvula tricúspide ha tardado más en llegar debido a que la visualización por ecocardiografía de esta válvula es más difícil (debido a su posición anterior). La mejora de los equipos de ecocardiografía también ha sido decisiva para poder mejorar la caracterización de esta válvula y, por lo tanto, mejorar también su tratamiento", señala.

La terapia a través de catéter o percutánea, es un área de la cardiología que está revolucionando el tratamiento de las valvulopatías en la última década, pero este procedimiento en la válvula tricúspide en concreto ha empezado a usarse en España en los últimos cinco años con resultados esperanzadores, como los que empieza a ofrecer el hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Contador