El Hospital Niño Jesús realiza más de 1.000 trasplantes en sus 30 años de actividad

El Hospital Niño Jesús realiza 1.000 trasplantes en sus 30 años
HOSPITAL NIÑO JESÚS
Publicado 16/11/2018 15:10:43CET

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos del Hospital Niño Jesús ha hecho balance de sus 30 años de actividad en los que ha realizado unos 400 trasplantes autólogos (células del propio paciente) y 600 trasplantes alogénicos cuyos donantes pueden ser familiares o no familiares, procedentes de registros nacionales e internacionales.

Según ha informado el Gobierno regional en un comunicado, esta es una Unidad de Referencia del Ministerio de Sanidad (CSUR) para la realización de trasplantes alogénicos en pediatría en todo el territorio nacional y ha sido pionera en la extracción y manipulación de progenitores hematopoyéticos, así como en el trasplante de sangre del cordón.

Además, cuenta también con la acreditación internacional JACIE concedida por "prestigiosas" entidades científicas europeas. Esta acreditación comprende los procedimientos de recolección, procesamiento y trasplante.

Para celebrar los 1.000 trasplantes realizados, la Unidad de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos ha organizado una jornada en la que ha participado la gerente de Hospitales Mari Luz de los Mártires.

Además de los profesionales del Hospital Niño Jesús han participado pacientes, familiares y donantes. El objetivo es compartir testimonios y experiencias y hacer balance de los 30 años de actividad.

También, han acudido especialistas de otros hospitales de ámbito nacional e internacional, como los doctores Franco Locatelli del Hospital Pediátrico Bambino Gesú de Italia, y Selim Corbacioglu del Hospital Universitario de Regensburg, Alemania, considerados "dos de los mayores expertos de trasplantes a nivel mundial".

Esta unidad del Hospital Niño Jesús desarrolla su actividad desde hace 30 años. Los donantes haploidénticos (la mitad idénticos) ha ido en aumento en los últimos años, ya que permite realizar el trasplante sin tener que esperar a que aparezca un donante compatible.

El doctor Luis Madero, que es jefe del Servicio de Oncohematología del Hospital Niño Jesús y Catedrático de Pediatría, ha asegurado que "los trasplantes se han ido individualizando según la enfermedad del paciente y sobre todo en los últimos años se está intentando reducir la morbilidad y las complicaciones que tiene el trasplante" y en el caso de los niños "es un aspecto esencial porque tienen toda la vida por delante".

El doctor Madero ha señalado también que "la complejidad del paciente" ha ido aumentando de manera "muy importante", ya que antes se administraba la médula ósea del paciente tal cual se extraía y "ahora, con diferentes procedimientos se manipulan las células de forma que se produzcan las menores complicaciones posibles".

"El número de trasplantes ha ido aumentando progresivamente y se realiza una media de 50 al año, una cifra representativa porque hay un caso de cáncer infantil por cada 200 casos de adulto. La mayoría de los trasplantes que se realizan en el Hospital Niño Jesús son de máxima complejidad", ha sostenido.

Asimismo, el pasado año se atendieron en consultas a más de 138.000 niños, hubo 6.500 ingresos y se realizaron casi 5.000 intervenciones quirúrgicas.