El Hospital Marañón, pionero en técnicas intervencionistas cardiológicas infantiles que evitan cirugías

Actualizado 28/05/2013 14:07:51 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

Profesionales del Área del Corazón del Hospital Materno-Infantil Gregorio Marañón, de la red de hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, han presentado las últimas novedades en cardiología infantil poniendo de manifiesto su experiencia en intervenciones que evitan cirugías.

Por un lado, destacan las técnicas de hemodinámica de cierre percutáneo de ductus (vaso que conecta la arteria aorta a la pulmonar y que al nacer se suele cerrar espontáneamente) en recién nacidos prematuros. El centro sanitario acumula una de las series más relevantes del mundo, con un total de 13 pacientes con un peso inferior a 2 kilos, si bien el más pequeño pesó 1.080 gramos.

Según ha explicado el Gobierno regional, en los niños en los que estos ductus no se cierran en los primeros días de vida, la sangre pasa de la arteria aorta a la pulmonar y a los pulmones, lo que suele causar insuficiencia cardiaca que se puede reparar con el cierre del ductus implantando un dispositivo.

Las técnicas empleadas por los cardiólogos de la unidad de Hemodinámica del Hospital Materno-Infantil Gregorio Marañón, en colaboración con los neonatólogos y anestesistas, podrían suponer una alternativa a algunas patologías cardiacas infantiles en su tratamiento futuro, hasta ahora consistente en medicación intravenosa --con efectos secundarios y no siempre eficaz-- o intervención quirúrgica.

Estos datos se han presentado en el curso de actualización en cardiología pediátrica, organizado por este hospital madrileño, en donde se ha dado razón de la realización de seis trasplantes pediátricos de corazón en tan sólo cuatro meses, lo que supone un total de 142 trasplantes de corazón infantil en 20 años, el máximo número en nuestro país y una de las experiencias más amplias del mundo.

CATETERISMOS

En la jornada también se han expuesto las novedades en cardiopatías muy poco frecuentes y se han retransmitido casos en directo abordando los últimos avances en cateterismo intervencionista, que suponen una alternativa a la cirugía en algún tipo de cardiopatía congénita realizando procedimientos hemodinámicos novedosos como el cierre percutáneo de una fístula coronaria aneurismática por vía percutánea.

El Hospital Gregorio Marañón está utilizando una combinación de dispositivos destinados para el tratamiento de otras patologías como los aneurismas cerebrales en pacientes adultos, o la oclusión de malformaciones vasculares periféricas.

Los cardiólogos y cirujanos cardiacos infantiles del hospital madrileño han sido pioneros en numerosos procedimientos hemodinámicas y de cirugía mínimamente invasiva e híbrida, siendo los primeros en implantes de válvulas pulmonares por vía percutánea en España.

El curso ha contado con la participación de eminentes expertos a nivel mundial como el especialista en cirugía del corazón univentricular y de las miocardiopatías hipertróficas del Hospital de Boston, Pedro J. del Nido; el estadounidense Jack Rychick, experto en cardiología fetal y circulación Fontan y el británico Kent Thorburn.

También se ha puesto de manifiesto la importancia de la implicación de los pacientes y sus familiares en los cuidados a través de asociaciones y organizaciones como la Fundación Menudos Corazones.

ACTIVIDAD DEL CENTRO

Los profesionales del Área del Corazón del Hospital Materno Infantil Gregorio Marañón han incrementado notablemente su actividad en 2013, tanto en procedimientos diagnósticos y terapéuticos como en técnicas intervencionistas, intervenciones quirúrgicas y otros tratamientos algunos de los cuales evitan o retrasan el trasplante de corazón.

El Hospital Materno-Infantil Gregorio Marañón es centro de referencia nacional en cinco áreas cardiovasculares: trasplante cardiaco infantil, asistencia integral del neonato con cardiopatía congénita y del niño con cardiopatía congénita compleja, asistencia integral del adulto con cardiopatía compleja, para las cardiopatías familiares y para la cirugía reparadora de la válvula mitral.

La designación de una unidad de referencia nacional implica el reconocimiento de esa unidad como centro de excelencia para el tratamiento de dolencias poco frecuentes y complejas, por lo que atiende a pacientes no sólo de su comunidad autónoma, sino de todo el país, y está en proceso de evaluación de la solicitud como centro de referencia también en electrofisiología y arritmología infantil.