Publicado 17/12/2020 14:32CET

Hospital HM Modelo aplica un fármaco que anticipa la detección de recaídas en operados de cáncer de próstata

Iria Nuñez, jefa del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital HM Modelo
Iria Nuñez, jefa del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital HM Modelo - HM HOSPITALES - Archivo

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital HM Modelo ha aplicado, por primera vez en Galicia, un nuevo radiofármaco que mejora notablemente el diagnóstico de recaídas en pacientes intervenidos de cáncer de próstata. La nueva herramienta permite detectar lesiones tumorales que otras técnicas que se están usando actualmente no pueden, lo cual adelanta el diagnóstico de recaídas y mejora las posibilidades de tratamiento y supervivencia del paciente.

Esta nueva técnica, denominada PET-TAC-PSMA, permite detectar recidivas en pacientes operados de cáncer de próstata, con o sin radioterapia, "ante cifras bajas de PSA que pasan desapercibidas con otras pruebas diagnósticas, incluso con el PET-TAC con Colina", explica la doctora Iria Nuñez, jefa del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital HM Modelo, donde acaban de realizar la primera prueba con gran éxito ya que lograron encontrar el foco metastásico.

En el cáncer de próstata, como en casi todos los tumores, resulta esencial un diagnóstico temprano. "Cuanto antes detectemos la enfermedad o la metástasis más opciones de cura tendremos. Por eso consideramos imprescindible introducir los últimos radiofármacos como este que acabamos de incorporar para pacientes con cáncer de próstata", detalla.

La técnica consiste en la administración intravenosa del radiofármaco 18F-DCFPyL-PSMA. Tras 60 minutos de reposo se realiza una adquisición de imágenes PET-TC tanto del territorio pélvico (para valorar la zona prostática) como de todo el cuerpo, lo que permite detectar la existencia de lesiones en otros órganos. "Se trata de una técnica de imagen no invasiva de elevada sensibilidad y especificidad con la que podemos realizar un seguimiento muy preciso de los pacientes previamente tratados y detectar de una manera muy precoz posibles recaídas", argumenta Núñez.

Una de las principales herramientas que había hasta ahora, el PET-TAC con Colina, puede identificar lesiones con un PSA mayor de 2 ng/ml, mientras que esta nueva técnica tiene una tasa de detección del 93% para niveles de entre 0.2 y 2 ng/ml. "Con esta técnica hay mayor probabilidad de detectar enfermedad local o metastásica. También permite una detección de la progresión y con ello, en muchos casos, el tratamiento precoz con técnicas como la radioterapia o incluso la cirugía de rescate", añade la jefa del Servicio de Medina Nuclear del Hospital HM Modelo.